Opinión

  • | 2008/02/28 00:00

    Rol de los empresarios en el siglo XXI

    Los que tienen que generar riqueza y desarrollo son los empresarios, a través de innovación, búsqueda de nuevas oportunidades, inversiones y determinación.

COMPARTIR

El empresario, por definición, tiene que generar riqueza, generar valor para todos sus relacionados: consumidores, canales de distribución, empleados, accionistas, proveedores y comunidad.

La generación de riqueza se logra al identificar necesidades insatisfechas (o que se pueden satisfacer en mejor forma) y desarrollar ventajas competitivas que nos permitan satisfacerlas mejor que cualquier otro, aprovechando efectivamente los recursos para capturar el mayor valor para la empresa.

Debemos ser concientes de que el gobierno puede facilitar condiciones, generar confianza, crear infraestructura, dictar normas, establecer institucionalidad y estabilidad jurídica, pero los que tienen que generar riqueza y desarrollo son los empresarios, a través de innovación, búsqueda de nuevas oportunidades, inversiones y determinación.

El espíritu emprendedor ve oportunidades donde otros ven problemas, es capaz de soñar, de estar permanentemente alerta, en busca de nuevas necesidades, nuevos desarrollos, nuevas formas de hacer las cosas y sobre todo es capaz de convertir esos sueños en realidades.

Con frecuencia creemos que la mayor limitante para ser empresario y para generar riqueza es el capital, sin embargo, cada día vemos ejemplos de personas que comenzaron prácticamente desde cero pero su creatividad, su entusiasmo, su confianza en sí mismos y su determinación los han conducido al logro de resultados extraordinarios.

Es necesario que toda la sociedad reconozca la necesidad urgente de que haya más empresarios, más generación de riqueza y más desarrollo.

Pero, ¿generar riqueza para qué?

Para dar rendimientos justos a los accionistas, pero también para generar desarrollo y mejorar toda la sociedad.

El empresario de hoy tiene que ser un líder capaz de crecer y desarrollarse como ser humano integral y capaz de desarrollar a todos sus colaboradores, convertir su organización en fuente de mejoramiento personal para todos.

Si el líder de la organización tiene una filosofía de vida clara (creencias, valores, misión, visión, áreas de desarrollo personal, mejoramiento equilibrado) y esto se refleja en la filosofía de la empresa, será una empresa exitosa que contribuye al mejoramiento de la sociedad.

Los empresarios hoy podemos jugar un papel clave en generar riqueza, desarrollo y bienestar, podemos ser el motor de desarrollo y transformación de la sociedad, asumir la responsabilidad de construir un mejor futuro a través de empresas generadoras de riqueza pero también a través de empresas sociales, capaces de generar bienestar; por ejemplo, empresas que generan trabajo, que tengan proyectos de nutrición, salud, educación, vivienda, recreación, etc.

La empresa social debe generar el máximo impacto social, siendo autosostenible, pero debe ser liderada y manejada con todo profesionalismo, y los empresarios podemos contribuir significativamente a hacer de esa empresa social una empresa exitosa y eficaz.

Si bien la empresa generadora de riqueza puede ser ella misma empresa social, también puede ser promotora e impulsora de empresas sociales. No con el concepto de hacer caridad, limpiar conciencia, regalar algo de lo que me sobra o dar limosna, sino asumiendo la responsabilidad de contribuir decididamente al mejoramiento de la sociedad, a trabajar en conjunto con el gobierno y otros estamentos en la construcción de una mejor comunidad, una mejor ciudad, un mejor país.

Los empresarios, si son capaces de sobrevivir y liderar empresas exitosas, también pueden hacer grandes aportes directamente o a través de sus ejecutivos, dedicando tiempo, esfuerzo, recursos para mejorar la sociedad, para trabajar en conjunto con otros actores de la sociedad y entre todos transformarla, aprovechando efectivamente todos los recursos y logrando los mejores resultados para el progreso de todos.

La educación es el principal generador de equidad, desarrollo y bienestar. Una EDUCACION UNIVERSAL Y DE CALIDAD logra cambiar a los individuos y a toda la sociedad en mínimo plazo. La sociedad necesita el compromiso de todos sus estamentos para mejorar el sistema educativo y los empresarios podemos jugar un papel preponderante en la convocatoria y liderazgo de este proceso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?