¿Qué haría con US$8.000 millones?

| 9/15/2000 12:00:00 AM

¿Qué haría con US$8.000 millones?

La nueva economía no es en realidad tan "nueva".

por Enrique Ogliastri

Se vive otra fiebre del oro en el Silicon Valley de California, no muy diferente a la de hace siglo y medio. Todos hemos leído fabulosas historias de jóvenes aficionados al computador que se volvieron millonarios antes de cumplir los 30 años, de inversionistas que pagaron cientos de miles de dólares por compañías que apenas llevaban unos meses de ventaja. También han caído los precios de algunas acciones de alta tecnología y se han desinflado las ilusiones de muchos. ¿Qué quedará de todo esto?

Quienes componen este negocio son en primer lugar los empresarios (esos jóvenes que tuvieron la idea y empezaron primero, los "start ups"), después los que los descubren, organizan y abren contactos, y finalmente los que ponen el capital de riesgo. Ha ocurrido un proceso de progresiva especialización de negocios. Nada es nuevo; lo diferente es la velocidad con que aparecen (y desaparecen) las oportunidades.



Un profeta del e-business es Mohan Sawhney de la escuela Kellogg de Northwestern, a quien el turbante hindú le cuadra con ser gurú, le preguntó recientemente a su clase del MBA: "¿Qué harían ustedes si tuvieran US$8.000 millones en efectivo?". Cuando se calló la agitación que produjo la pregunta, agregó: "Esto fue lo que ayer me preguntó Michael Dell (Dell Computers), cuando discutimos sobre cómo reinventar la compañía. ¿Qué harían ustedes?". Algunos de estos brillantes MBA están acabando apenas sus estudios cuando ya se han metido de lleno en alguna empresa de internet.



¿Cómo han evolucionado los negocios por internet? Al principio se hizo más automatización que innovación; por ejemplo, amazon.com tuvo éxito vendiendo libros a distancia, lo que realmente ya existía décadas atrás. Después aparecieron los portales, que venden publicidad (y ofertas especiales) a los que pasan por ahí (yahoo, hotmail, etc.). AOL tuvo esa estrategia, que a los ojos del gurú no tendría mucho futuro: curiosamente AOL le dio la razón cuando se reenfocó hacia contenido con la compra de Time Warner. Sobrepasando los portales, las compañías hicieron ventas directas a sus consumidores. En los últimos meses, el "business to business" (B2B, entre empresas) tuvo un auge millonario cuando se saltaron intermediarios tradicionales. Pero el momento del B2B pasó la semana pasada, e impuso nuevos tipos de intermediarios: los "metamediarios", que son compañías que no cobran directamente por el comercio en sí que hacen las empresas, sino que facilitan información, experiencia, referencias, al poner juntos a proveedores y clientes dentro de un sector empresarial. "Go-fish" lo hace para los pescadores y las cadenas de restaurantes, supermercados... Son algo más que intermediarios, ofrecen un servicio de valor agregado que justifica su permanencia en la cadena de servicios.



¿Para dónde van los negocios por internet? Sawhney lo predijo en septiembre de 1999 en la revista Business 2.0 sobre el B2B, en un artículo que se volvió una Biblia hasta que cinco meses más tarde advirtió a todo el que quiso oírlo: "Se acabó la fiesta, lo que había por hacer ya se hizo". La Harvard Business Review decidió acelerar la publicación de su nuevo artículo a los 60 días de enviado, que usted puede leer en el número de junio de 2000, cuando ya efectivamente había pasado la fiebre del "business to business". Ahora ha predicho que después de las quiebras y el desinfle de las acciones de tecnología, el comercio por internet se volverá algo normal, un canal más. Pero crecerán las empresas proveedoras de servicios tecnológicos para la red. Parece que esa fue la respuesta de los US$8.000 millones de dólares: Dell empezó a publicitarse hace tres meses como proveedor de servicios electrónicos.



Cuando hace tres años enseñé el curso de estrategia en una universidad francesa, dos muchachos se acercaron a proponer que harían el trabajo final sobre la fusión de dos farmacéuticas (Novartis). "Muy difícil", les dije, "esa fusión acaba de ocurrir, no creo que obtengan información adecuada". Ellos me miraron con lástima e insistieron ante este ingenuo profesor anticuado del tercer mundo para que les dejara hacer el trabajo sobre Novartis. Debo reconocer que fue uno de los mejores trabajos del curso... basado casi exclusivamente en la información obtenida en las páginas web de las compañías y en otras fuentes electrónicas. Internet está cambiando la enseñanza de la administración. El mes pasado en Harvard estuve en una sesión experimental para profesores, en la cual discutimos el caso de una empresa... pero no había caso escrito: cada uno de los participantes había hecho la tarea de buscar en el site de la empresa y todos habían resaltado cosas distintas. Aunque esto solo fuera un experimento entre profesores: ¿qué inventarán después?



Tengo que advertir a mis lectores que esta columna fue escrita hace unas semanas, y ya debe estar pasada y atrasada... ¿Quiere saber más sobre esto? Vaya a la red y conéctese más cerca del cielo (por ejemplo: www.mohansawhney.com)...



Tengo que advertir a mis lectores que esta columna fue escrita hace unas semanas, y ya debe estar pasada y atrasada...



eogliast@uniandes.edu.co
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.