Opinión

  • | 2007/12/07 00:00

    ¿Qué finalidad tiene el dinero?

    Identificación de los valores generacionales en torno a la riqueza.

COMPARTIR

En el último artículo (edición 284) veíamos cómo lidiaba la familia con el asunto de la riqueza. La generación mayor estaba preocupada porque la siguiente generación no entendía el propósito del dinero. Convocaron una reunión familiar y les hicieron las siguientes preguntas:

¿Es importante el dinero? ¿Por qué?

¿Qué efectos positivos tiene en ustedes el dinero?

¿Qué efectos negativos tiene en ustedes el dinero?

Si aumenta la riqueza financiera de la familia, ¿será de ayuda para la sociedad, para cada uno de ustedes y para nuestra familia?

¿Cuánto confían ustedes entre sí? ¿Hay acuerdo entre sus valores sobre el dinero y los negocios?

Sobre las respuestas, he aquí algunos botones de muestra:

"El dinero es importante porque con él se paga nuestra casa y los juguetes (10 años)."? "El dinero es importante porque yo voy a la universidad, y el semestre se paga con las utilidades (20 años)".

"Rara vez hemos disfrutado nuestra riqueza. La comunidad nos percibe como personas ricas, pero la mayoría del capital se reinvierte en el negocio. Tenemos un negocio grande, pero ¿somos ricos? No estoy seguro. Tenemos muchas propiedades, pero estamos muy centrados en el éxito y en hacer dinero. La presión es grande, pero a veces la recompensa escasamente vale la pena. Yo quiero tiempo de calidad para con mis hijos. Quiero que usemos nuestra riqueza con sabiduría: para ayudar al país y a la comunidad, y para apoyar la educación (49 años)".

"¿Cuál es el propósito del dinero? Si es solamente hacerlo crecer, podría convertirse en un cáncer que nos mataría. ¿Es solo para disfrutarlo? Tal vez necesitemos una fundación que promueva nuestros más altos valores (47 años)".

"Tal vez el dinero no tenga ningún propósito. Al fin y al cabo, no es más que un medio para llegar a un fin. ¿Cuál es ese fin? He ahí la gran pregunta sobre nuestros valores (45 años)" .

Cada generación tuvo su momento para examinar sus valores.

La primera generación dijo: "Nuestros valores forman el carácter por medio del trabajo arduo, el éxito empresarial y el desarrollo de la comunidad".

La segunda generación dijo: " Nuestros valores son, primero que todo, la familia; y segundo, el negocio. Debemos encontrar una forma de equilibrar las necesidades del negocio, el desarrollo personal y el familiar".

La tercera generación dijo: "Nos encantan los juguetes, pero sabemos que la vida es mucho más que tener un yate. Por eso queremos hacer mucho dinero, jugar con muchos juguetes y, abuelo, queremos que te sientas orgulloso de nosotros".

¿Qué nos hace sentir orgullosos? Tal vez esta es una de las preguntas esenciales. ¿Actuamos consecuentemente con nuestros más altos valores? ¿Promueve el negocio estos valores? ¿Como familia, hallamos formas de enriquecer y apoyar los puntos fuertes y los aportes de cada uno?

Si son inteligentes, las familias encuentran la forma de utilizar sus recursos financieros para apoyar estas nobles causas. El dinero, al igual que el amor y otros tipos de moneda, puede usarse positiva o negativamente: para controlar, presionar o manipular, o para enriquecer no solo a la persona, sino a la comunidad y al país.

La generación mayor concluyó diciendo: "Hallemos la forma de continuar construyendo nuestra riqueza (tanto la financiera, como la no financiera). Pensemos la idea de la fundación. Todos tenemos diferentes necesidades, pero, como humanos, solo podemos ver una parte del todo, y esa parte es la de por qué nos necesitamos mutuamente. Quizá nuestra verdadera riqueza es la capacidad de tener reuniones como ésta.

¿Puede nuestra familia mantener su belleza y unidad? ¿Cómo podemos, como familia, ayudar a preservar en nosotros nuestros más altos valores? Esto es lo que más deseamos. En la última reunión les prometimos una sorpresa, y hela aquí: queremos comprometernos a ceder todas nuestras propiedades este año, si ustedes, como grupo, pueden elaborar un plan para elevar al máximo las esperanzas y los sueños colectivos y los individuales. Estamos deseosos de oír su propuesta."

Diciendo esto, los patriarcas se retiraron con un "Buenas Noches". (Continuará)

Marc@sii-inc.net
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?