Prósperos 2002-2006

| 12/14/2001 12:00:00 AM

Prósperos 2002-2006

El próximo año será de transición hacia una situación que podría ser mucho más positiva para todos. Invito a los colombianos a creer.

por Noemi Sanín

El que se inicia es un año clave para Colombia. Es un año de decisiones, de desafíos y de oportunidades. Para pensar en grande y con visión de futuro. El 2002 será año de transición hacia una coyuntura económica internacional más favorable a partir del 2003. Tenemos que prepararnos e invertir para ser competitivos, crear empleo y superar la crisis económica que tiene aún postrada la economía con tasas de crecimiento anémicas.



En este año electoral, los colombianos elegiremos un nuevo gobierno que deberá liderar la recuperación económica, apoyando la iniciativa privada, la inversión y promoviendo el trabajo. Unidos iniciaremos un proceso de reconstrucción de la economía para recuperar la senda de crecimiento y de progreso que nos permita a todos volver a pensar en el futuro con optimismo.



Ha llegado el momento de iniciar las reformas aplazadas por demasiado tiempo. No podemos darnos el lujo de seguir esperando. El 2002 deberá convertirse en el primer año del nuevo siglo y de una nueva Colombia. Tenemos que hacer del 2002 un año de cambios y transformaciones en lo económico, en lo social, en lo político y en materia de seguridad y de paz. Por ello es tan importante reflexionar sobre quienes elijamos al Congreso de la República y a la Presidencia. Deben ser personas honestas, con la visión y la decisión necesarias para asumir el liderazgo que los colombianos exigimos de nuestros representantes y dirigentes. Deben estar comprometidos con el cambio y estar dispuestos a trabajar para acabar con la corrupción y la desidia.



Pero la transformación de Colombia nos compromete a todos. No solo con el voto. Sacar adelante a nuestro país es tarea de todos y solo será posible si cada uno de nosotros, en nuestras empresas, nuestros comercios, nuestros lugares de trabajo, nuestras familias trabajamos para hacer realidad todo nuestro potencial.



Invito a todos los colombianos a que volvamos a creer. Que este año que se inicia sea el momento para arrancar nuevos proyectos, para hacer empresa, para volver a invertir en el campo, para construir vivienda, para exportar, para volcar todas nuestras energías en la salida de la crisis.



Mi compromiso, mi lucha y mi razón de aspirar a la Presidencia es hacer posible y apoyar ese espíritu emprendedor y luchador que nos caracteriza. Quiero ser Presidenta de Colombia porque creo en Colombia y en los colombianos. Al desearles a todos una Navidad alegre y en familia, los invito para que juntos trabajemos por unos años 2002-2006 prósperos y llenos de logros y paz para todos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.