Opinión

  • | 2007/03/30 00:00

    Política de dividendos

    ¿Qué piensa de una política de dividendos conservadora, pero estable?

COMPARTIR

Los dividendos en las Empresas Familiares (EF) pueden provocar descontento general de los accionistas, alabanzas al director general. Cuando los dividendos son bajos se presentan muchos casos de rabia y desesperación, si por alguna razón, las directivas de la EF resuelven no mantener los niveles promedio de dividendos. La pregunta es entonces, ¿existen 'mejores prácticas' en cuanto al manejo de dividendos? ¿Deben pagar dividendos las EF? ¿Cuánto? ¿Cómo se define esa política? ¿Quién la debe definir?

En muchas EF se encuentran accionistas que trabajan en el negocio (Accionistas Activos AA), y accionistas que no trabajan en el negocio (Accionistas Pasivos AP), la diferencia es que los AA devengan salarios de la EF. Los AA seguramente tienen sus problemas económicos resueltos, lo que no siempre sucede con los AP.
 
Por eso, entre otras cosas, los dividendos pueden ser fundamentales para el sostenimiento o mejor vivir de éstos últimos. Sin embargo, los AA muchas veces ignoran las necesidades de los AP, y no les parece importante el hecho de que haya una política clara para todos. Como personalmente tienen sus problema económico resuelto, ni siquiera piensan en la situación de los demás accionistas.

Para entender mejor el tema de dividendos, Arcadio nos cuenta cómo han tratado este asunto en su EF. "Originalmente en mi casa todos los mayores de 21 años recibíamos dividendos, siguiendo una práctica que instituyó mi padre, Plutarco, y que nunca se le cuestionó. Cuando mi padre murió, todos mis hermanos insistieron en la formalización de este asunto, ya que el razonamiento de papá no erá claro ni lógico para todos nosotros".

"Para tratar el tema dividimos el asunto en dos partes: educación de la familia, y planeación del negocio. Para todos, el tema de la educación como accionistas responsables era fundamental. Por ello realizamos varios seminarios donde se inculcaba que la EF no podía solucionar los problemas económicos de sus miembros. Que no todos podían vivir de los dividendos y que cada cual debería desarrollar su propio plan de vida, aún por fuera de la empresa.
 
Además, compartimos el sueño de todos los miembros de la familia y nos comprometimos a apoyarnos para conseguirlos. Finalmente llegamos a una política de dividendos estables pero conservadores que tuviera relación con los proyectos del negocio, lo cual resultó fundamental en el progreso de la empresa".

"En cuanto al negocio, se hizo un plan estratégico que permitió vislumbrar las necesidades de caja hacia el futuro. Posteriormente, se instauró una junta directiva con tres directores externos que nos han ayudado a plantear unas políticas apropiadas de reparto de utilidades que contemplan también la visión de la familia al respecto. Hoy, si la empresa tiene flujo de caja sobrante, después de hacer las inversiones necesarias, siempre se lo entregamos a las empresas holding que se constituyeron desde entonces para mantener la propiedad de la empresa.
 
Si hay proyectos diferentes al del negocio principal, esas empresas los desarrollan, y mantienen además unos dividendos conservadores para la familia accionista. Con lo anterior, estamos siguiendo una política de papá que siempre decía que mucha liquidez en la empresa era una invitación para que los gerentes gastaran. En sus palabras "perro gordo no caza" y, por eso decia, "es necesario mantener el flujo de caja sobrante por fuera de la empresa operativa". Es por esto que la liquidez la manejamos en las holding familiares".

Señor Empresario: Para hacer una política de dividendos hay que tener en cuenta las necesidades de todos los accionistas. Además, compartir los sueños de la familia y desarrollar un sueño compartido hacia el negocio ayuda mucho en el proceso de definición de una política común de dividendos. ¿Qué piensa de una política de dividendos conservadora pero estable? Tampoco se olvide del sabio refrán de Plutarco: "perro gordo no caza".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?