Opinión

  • | 1997/06/01 00:00

    Perlas tributarias

    Unas de cal y otras de arena.

COMPARTIR

- Fue nombrado como nuevo director de la DIAN el abogado santandereano Gustavo Cote, experto en impuestos y asesor internacional de una serie de países; su trayectoria profesional y su experiencia en la administración tributaria permiten augurar una buena gestión.



- Uno de los retos más importantes del nuevo director de la DIAN es decidir si la entidad se escinde para independizar la función aduanera de la de impuestos internos, o si por el contrario, la entidad se mantiene unida con una diferenciación total de las funciones.



- Tradicionalmente, las entidades financieras vigiladas por la Superintendencia Bancaria han comprobado su representación legal a través de la certificación que expide dicha entidad, pues es conocido de todos que la posesión de los representantes legales de las entidades financieras se surte ante la Superintendencia Bancaria. No obstante lo anterior, para efectos de demostrar la representación legal de las entidades financieras, la Subdirección Jurídica de la DIAN no se ha contentado con la certificación que expide la Superbancaria, sino que está exigiendo otra certificación adicional que debería ser expedida por la Cámara de Comercio.



A nadie se escapa el efecto pernicioso que sobre la actividad productiva del país genera esta tendencia al entrabamiento, pues los empresarios, en lugar de estar pensando en crear nuevas empresas y en desarrollar eficientemente sus actividades, deben estar pendientes del nuevo papel o formalismo que se le ocurra exigir al funcionario de turno, para justificar así el sueldo que percibe del Estado.



- A raíz de la inversión en Bonos para la Seguridad que deben efectuar los contribuyentes, equivalente al 5% de su patrimonio líquido a diciembre 31 de 1996, existe la interesante posibilidad de donar estos bonos a las universidades, recuperando el 105% del valor de la inversión.



- En los próximos días, la Corte Constitucional deberá emitir sentencia sobre la constitucionalidad de la Ley 218 de 1995, conocida como Ley Páez. Del fallo de la Corte dependerá la suerte de una serie de inversiones que se han realizado en esa deprimida región del país y como corolario, el progreso de una zona tradicionalmente olvidada, cuyo desarrollo está intímamente ligado a la suerte que corra la demanda de inconstitucionalidad.



En 1995, la Corte había declarado la constitucionalidad formal y material de la ley, lo cual llevó a muchas empresas a realizar inversiones en la zona, bajo el criterio de que el tema constitucional estaba definido.



- Existe discrepancia entre los analistas, sobre la bondad de penalizar el contrabando; los contradictores de la medida señalan que en el pasado el contrabando era delito y sin embargo se incrementó notablemente. Parecería que lo más racional es bajar los aranceles, para desincentivar esta actividad, puesto que entre mayor es la diferencia impositiva entre los productos legales y los ilegales, las actividades formales pierden competitividad, como es la situación actual en nuestro país.



- Un aspecto vital en el cumplimiento de las obligaciones fiscales es la certeza y oportunidad de los conceptos que emite la DIAN a los contribuyentes. Lo que resulta paradójico es que la Subdirección Jurídica de la DIAN se gaste entre 6 y 12 meses para responder una consulta, cuando a los contribuyentes se les exige puntualidad total en el cumplimiento de sus obligaciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?