Opinión

  • | 2003/11/14 00:00

    ¿Pasaremos a la tercera generación?

    "De alpargatas a alpargatas en tres generaciones" es el decir popular en todos los idiomas al referirse a las empresas familiares.

COMPARTIR

No debemos ser alarmistas, pero más vale "prevenir que tener que lamentar". El cambio generacional en las empresas familiares (EF) es uno de los asuntos que más atención requiere en Colombia en este momento. Además de la seguridad, de la economía, del Tratado de Libre Comercio, de los problemas de la droga, del Referendo, este tema demanda cuidado inmediato del gobierno y de los empresarios. ¿Por qué se le debe prestar atención inmediata? ¿Qué se debe hacer al respecto?

Las estadísticas de supervivencia de la EF son bajas especialmente para la tercera generación en todos los países del mundo. En Colombia, ya que la mayor parte de las empresas fue creada después de 1970, todavía no hay estadísticas de supervivencia de la segunda generación de EF; además, una buena parte de sus fundadores está actualmente en la edad de retiro. Por otro lado, el estudio realizado por la Superintendencia de Sociedades durante 2001 revela que una buena parte de los problemas de estas empresas son la sucesión y la planeación.

Según algunos expertos, en Colombia veremos un cambio de generación en cuanto a gerencia y propiedad en los próximos 5 a 10 años en más de 100.000 empresas. ¿Qué pasará en estas empresas? ¿Cuántas de ellas sobrevivirán a la tercera generación? ¿Se acabarán? ¿Pasarán a manos de terceros?

La regla de la condena de la tercera generación existe en todos los idiomas y en todos los países. En Estados Unidos: "De manga corta a manga corta en tres generaciones". En México: "Padre negociante, hijo playboy y nieto pordiosero". En alemán hay un simpático juego de palabras: "Erwerben-vererben-verderben": "la primera generación la crea, la segunda la hereda y la tercera la destruye".

Sin embargo, hay empresas que también han sobrevivido a la tercera generación. ¿Qué hicieron para sobrevivir? Algunas recomendaciones son:

1. Planeación de la empresa y la familia. La visión de la empresa generalmente está de acuerdo con la visión de la familia, pero de todas maneras, un sine qua non es que la familia quiere que la empresa perdure. Al dar el paso de una generación a la otra, el líder de la generación es quien generalmente promueve la visión del curso futuro del negocio y de la familia.

2. Gobierno. Una vez hecha la planeación, se establece un sistema de gobierno que ayuda a alcanzar la meta. Una junta directiva con miembros independientes ha jugado un papel bien importante en este proceso. Su objetividad e independencia son fundamentales.

3. Protocolo familiar con las reglas de las relaciones de la familia con la empresa. Este protocolo se debe establecer lo más pronto posible en la vida de la empresa.

4. Educación de la familia. Para que la empresa perdure, los gerentes familiares ven su responsabilidad en el manejo de la empresa como si se les hubiera dado el encargo de manejar una fiducia a la cual se le debe respeto. A la empresa no se la mira como una posesión personal. Los dueños de las EF que han subsistido el paso de las generaciones han visto estas empresas más como una responsabilidad gerencial que como un privilegio de propiedad. Cuando en estas empresas se ha presentado algún conflicto familiar, han primado los intereses de la empresa sobre los de la familia.

5. El dueño o líder de la familia da a conocer esta ideología:

-"La propiedad no es un derecho sino un privilegio".

-"El futuro del negocio depende de qué tanto se está buscando el beneficio del negocio y no el propio beneficio de cada uno de los dueños".

-"Como propietario del negocio y como empleado, no se debe abusar de los derechos de la propiedad".

Señor empresario: no le haga caso a la ley de condena de la tercera generación de las EF, pero emprenda sus programas de planeación y buen gobierno. Haga su protocolo familiar, eduque a los accionistas de su empresa y haga conocer su ideología.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?