Opinión

  • | 2008/09/12 00:00

    Oportunidades

    El país debería poder cosechar los beneficios resultantes de las reformas hechas en los últimos quince años.

COMPARTIR

Con motivo de la celebración del decimoquinto aniversario de la revista Dinero, es oportuno hacer una reflexión sobre las principales tendencias que podrían determinar la evolución de los negocios en el país durante los próximos quince años.

Situación de partida

El país cambió mucho en los últimos quince años. Las reformas iniciadas durante el gobierno de César Gaviria, en términos del funcionamiento del Estado, y el modelo de desarrollo económico se han consolidado, gracias a la consistencia y perseverancia que hubo en los siguientes gobiernos.

Las reformas al Estado lo han hecho más eficaz, en la medida en que se ha modernizado su funcionamiento como regulador del mercado y se ha reducido su injerencia directa en la operación de sectores clave de la economía, como petróleo, energía eléctrica, telecomunicaciones, salud, fondos de pensiones, banca e infraestructura.

El modelo de desarrollo económico basado en la apertura a los mercados internacionales, tanto en términos de comercio exterior como en inversiones, se ha consolidado. Por ejemplo, se estima que Colombia va a exportar e importar US$35 mil millones este año, cinco veces más de lo que exportaba e importaba hace 15 años. En inversión extranjera, esperamos recibir US$12 mil millones este año, seis veces más de lo que recibíamos hace quince años.

Gracias a estas reformas, los próximos quince años deberían estar caracterizados por un rápido proceso de desarrollo económico, asumiendo un crecimiento moderado en la economía mundial (e.j. 3%, 4%por año) y continuidad en las políticas de seguridad y desarrollo económico en el país. Este crecimiento debería redundar en oportunidades para todos los sectores de la economía. Sin embargo, considerando su alineación con las mega-tendencias de la economía mundial, me gustaría resaltar el potencial de tres sectores: recursos naturales, salud/estética y offshoring

Recursos naturales

La mayor oportunidad para el país, en los próximos quince años, está en el desarrollo de las industrias relacionadas a los recursos naturales. El país tiene un potencial gigantesco por desarrollar en términos de agricultura, minería y generación de energía. El rápido crecimiento de la demanda de países en desarrollo como China e India está generando una enorme presión sobre los precios de las materias primas y creando grandes oportunidades para aquellos países que puedan aumentar su oferta.

Este potencial no se ha desarrollado en Colombia, por causa de la inseguridad en el campo, marcos regulatorios inadecuados y bajos precios en las materias primas. Ahora, las condiciones están dadas para el despegue. Por ejemplo: 1-En el sector agrícola se estima que podríamos aumentar el área cultivada en 15 a 20 millones de hectáreas para producir alimentos y biocombustibles; 2- En el sector minero los recientes descubrimientos de oro, cerca de Cajamarca, ilustran el potencial, ya que la mayor parte del país continúa inexplorada; 3- En el sector de generación hidroeléctrica solo se ha explotado un 10% del potencial, el cual cobrará una importancia estratégica en la medida en que crezca la interconexión con Centroamérica y el Caribe.

Salud y estética

Como en el resto del mundo, este sector tendrá una participación cada vez mayor en la economía. En Colombia la demanda interna crecerá aceleradamente como consecuencia del mayor cubrimiento del sistema de seguridad social, el gradual envejecimiento de la población y la mayor capacidad de compra en productos relacionados a la belleza, como cosméticos y cirugías plásticas. Además, este sector ya está generando demanda externa y debería desarrollarse como un importante exportador, tanto en productos (ej. cosméticos y medicamentos), como en servicios (ej. tratamiento en Colombia para extranjeros).

Offshoring

La reducción de los costos de comunicaciones en el mundo y el encarecimiento de la mano de obra en las economías desarrolladas, están impulsando el crecimiento de los servicios de offshoring, la tercerización de servicios como call centers y desarrollo de software a otros países. Se espera que este mercado, que el año pasado llegó a US$18.000 millones, continúe creciendo a tasas superiores al 20% anual durante los próximos quince años. La India es el líder indiscutible en este mercado, representando casi el 50% del sector.

Colombia está comenzando a posicionarse, especialmente en el mercado hispanohablante. Desde el país ya se están prestando servicios en España, en el mercado hispano de Estados Unidos y en multinacionales que están creando centros de servicios en América Latina. Un estudio reciente de McKinsey & Co., para el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, financiado por el Usaid, demuestra que el país podría crear 300.000 empleos en estos sectores para el año 2019.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?