Opinión

  • | 2007/05/25 00:00

    Oportunidades en Biocombustibles

    La industria de biocombustibles está en su infancia pero evolucionando rápidamente y de forma impredecible

COMPARTIR

La industria de biocombustibles presenta enormes oportunidades como consecuencia del aumento de los precios del petróleo y la necesidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono. Dada esta situación, los gobiernos de muchos países, incluyendo Colombia, han comenzado a generar regulaciones que incentivan el desarrollo de esta industria. En paralelo, los inversionistas de todo el planeta han comenzado a evaluar sus opciones de inversión y a dirigir sumas significativas de dinero hacia esta nueva y dinámica industria.

Aunque está claro que habrá un crecimiento gigantesco en los biocombustibles, hay mucha incertidumbre alrededor de la rentabilidad futura de los diferentes tipos de inversiones que se pueden hacer en el sector. Esta incertidumbre se genera por causa de posibles cambios en la regulación, en los precios de las materias primas y en la aparición de nuevas tecnologías.



Las fuentes de incertidumbre

La mayor parte del costo de los biocombustibles, como el etanol o el biodiesel, esta en el costo de la materia prima, la cual típicamente representa entre el 50 y 80% de los costos. En el caso del etanol en Colombia y Brasil la materia prima principal es la caña de azúcar. En el caso de Estados Unidos es el maíz. Un ejemplo del impacto que puede tener el costo de la materia prima ha sido el aumento de precios que han tenido tanto el azúcar como el maíz en tiempos recientes, los cuales se han duplicado en precio en los últimos años.

La regulación también tiene un efecto muy importante. Cualquier cambio en las reglas del juego puede afectar la rentabilidad de una inversión. Por ejemplo, la producción de biodiesel en Alemania fue muy rentable mientras el gobierno subsidiaba su producción, por un valor equivalente a US$1.8 por galón. Sin embargo, a raíz del alto costo que representaba este subsidio para el fisco, el gobierno decidió eliminarlo gradualmente, adoptando a cambio una regulación que establece un porcentaje mínimo de biodiesel en el combustible para vehículos. Este cambio muy probablemente va a reducir la rentabilidad de producir biodiesel en Alemania, por lo tanto afectará severamente las inversiones ya hechas.

La tecnología también esta cambiando rápidamente. Tres ejemplos sirven para ilustrarlo:

* Se está desarrollando tecnología de siguiente generación que permitiría producir etanol rentablemente a partir de la celulosa, la cual se puede producir con base en una gran variedad de material vegetal, incluyendo la madera. Este cambio permitiría la producción económica de etanol en países donde hoy no se produce. Países como Estados Unidos, Brasil y Colombia podrían tener en el futuro competencia de países como la China, donde el alto costo del azúcar y el maíz hoy no permite producir etanol rentablemente.

* También se está desarrollando la tecnología para producir a bajo costo el biobutanol, una molécula que tiene mejor desempeño que el etanol como combustible.

* La producción de biodiesel con base en "jatropha", una planta que produce aceite vegetal de bajo costo y que puede ser cultivada en tierras marginales, también podría ser una posibilidad en el futuro cercano. Esto podría afectar negativamente a los productores de biodiesel que utilizan al aceite de palma como materia prima.



Implicaciones

Dado el potencial de crecimiento de los biocombustibles, no hay duda de que van a existir grandes oportunidades para los inversionistas. También van a generarse grandes oportunidades para la generación de empleo y valor agregado en el campo. En el caso colombiano, esta industria podría ser la clave para eliminar la pobreza y el conflicto social en el campo.

Sin embargo, dada la incertidumbre alrededor de su desarrollo, es clave que tanto los gobiernos como los inversionistas no concentren sus recursos en una sola alternativa. Es importante explorar nuevas opciones y diversificar los riesgos.



Basado en el artículo de William Caesar, Jens Riese y Thomas Seitz , Betting on Biofuels, publicado en el McKinsey Quarterly.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?