Opinión

  • | 2007/07/19 00:00

    Nuevos Fondos

    Analizar con cuidado y calibrar hasta lo posible la eventual estrategia de cada uno de los principales Fondos Soberanos, para luego adaptar nuestra regulación y multiplicar el atractivo de nuestros activos financieros, sería una excelente inversión que haría Colombia.

COMPARTIR

Durante el primer semestre de este año, se calcula que solo cuatro países (Brasil, Rusia, India y China, los llamados BRIC) acumularon reservas internacionales por unos US$500 mil millones. Esta acumulación tiene contrapartida sustancial en una demanda por activos denominados en dólares y tienen un impacto importante no solo en la dinámica de los mercados financieros globales, sino también en la que observamos en países como Colombia.

El primer efecto es bastante obvio: mantienen el dólar relativamente fuerte, lo cual implica que gozamos de una tasa de cambio un poco menos apreciada (respecto del dólar) de lo que sería el caso en ausencia de esta elevada preferencia de los más fuertes ahorradores por dicha moneda. Segundo, mantienen baja la tasa de interés global, lo cual también beneficia a un país como Colombia, reduciendo el costo de uso del capital. Tercero, generan liquidez y apetito directo por instrumentos financieros emitidos en Colombia.

Ahora bien, esta acumulación de activos no es gratuita. Cuando el Banco Central compra dólares, el país pierde plata. Al esterilizar la liquidez, el país paga una tasa de interés más alta de la que recibe por las reservas. Si el diferencial es 200 puntos básicos, los US$500 mil millones adquiridos apenas en el primer semestre de 2007 le están costando a estos cuatro países —sedientos de infraestructura y progreso social— US$1,000 millones anuales.

Aunque "pagar" esta prima tiene su lógica, lo cierto es que durante los últimos meses se ven medidas concretas que buscan aliviar esta carga fiscal que ya es muy sustancial.

Un desarrollo con implicaciones fuertes para Colombia es la tendencia a crear“Fondos Soberanos de Riqueza”.". En síntesis, fondos cuyo objetivo es asignar parte de las reservas internacionales a inversiones más rentables que las tradicionales. Entre 2003 y 2007, Rusia, Corea y China han creado fondos soberanos por el equivalente a US$350 mil millones. Sumándole los fondos soberanos ya existentes, se calcula que la suma total podría llegar hoy a los US$2,500 miles de millones, o sea el doble de los recursos que manejan todos los hedge funds del mundo juntos. Mas aún, se estima que para el año 2015 la suma podría llegar a US$12,000 miles de millones, unas 100 veces el PIB de Colombia, para ubicarnos.

Este hecho y las tendencias que implica y que ya se asoman, tiene implicaciones fuertes para nosotros. A mi juicio, hay tres que resultan fundamentales.

Primero, en lo financiero, y con el tiempo, se tenderá a reducir el peso del dólar en las compras globales de activos, bajando su precio y bajando el precio de los activos denominados en esa moneda. Eso implica revaluación del peso colombiano.

Segundo, en lo económico, los administradores de estos portafolios buscarán activos emitidos en los países emergentes más creíbles. Juzgando por la prima de riesgo comparativa con los demás, eso incluye a Colombia. Es claro que de mantenerse la actual visión de los inversionistas sobre Colombia, habrá oportunidades importantes para financiar empresas, obras de infraestructura y proyectos de avance social.

Tercero, en lo político, las cosas son complejas. Ya hemos visto y muy probablemente seguiremos viendo iniciativas en diversos países para dificultar e incluso impedir que estos fondos compren determinados activos. Ello puede deteriorar el clima general de los negocios, perjudicando directa e indirectamente nuestro desarrollo económico y social.

Me parece que analizar con cuidado y calibrar hasta lo posible la eventual estrategia de cada uno de los principales Fondos Soberanos, para luego adaptar nuestra regulación y multiplicar el atractivo de nuestros activos financieros, sería una excelente inversión que haría Colombia. Sin duda, en otros países, ya hay gente haciéndolo.

http://alberto-carrasquilla.blogspot.com/

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?