Nuevo orden económico

| 11/24/2000 12:00:00 AM

Nuevo orden económico

No es solo la nueva economía. Hay algo de fondo que afecta a todas las industrias.

por McKinsey & Company

Desde hace algunos años se ha hablado de la "nueva economía". Muchos piensan que esto se refiere a internet, pero es mucho más que eso. Es un nuevo orden que se está forjando en la medida en que se reducen los costos de "interacción". Estos se están reduciendo por causa de la apertura al comercio internacional, la eliminación de barreras a los movimientos de capital, la digitalización y la adopción de "estándares" globales.

Venimos de un mundo en el cual las economías se concentraban en reducir los costos de "transformación". Hoy la "nueva economía" se concentra en reducir los costos de "interacción". Estos hoy son tan grandes como los costos de "transformación" en la mayoría de los sectores de la economía, de acuerdo con estudios realizados por McKinsey & Co. Se espera que la estructura de costos de muchos sectores se reduzca en más del 25% en los próximos 5 años en la medida en que los costos de "interacción" caen. Claramente, esta es la base para el rápido crecimiento en productividad que se está observando en América del Norte y Europa.



La productividad aumenta en la medida en que se comienzan a utilizar protocolos aceptados universalmente, como IP, para facilitar la "interacción" de las empresas con sus clientes y proveedores, así como dentro de sus propias organizaciones. También se aumenta la productividad en la medida en que sectores de la economía mundial se globalizan. La caída de controles a los flujos de capitales y de aranceles, el colapso del comunismo y la creación de acuerdos de libre comercio han cambiado el mundo significativamente. La economía mundial se encuentra en una era de transición en la cual las fuerzas de globalización les ofrecen a los productores más competitivos una gran oportunidad para expandirse internacionalmente.



Globalización



Hoy el 23% de la producción mundial se produce y consume en mercados globales. Esto corresponde a commodities físicos, como petróleo y manufacturados, como pulpa de papel con un PIB estimado de US$25 millones de millones. En estos mercados, tanto consumidores como productores intercambian sus productos libremente bajo un solo precio mundial.



Más importante aún, otros sectores de la economía que representan 2 ó 3 veces más en términos de valor agregado se están globalizando rápidamente. Entre estos se incluyen sectores tan importantes como las telecomunicaciones, los servicios financieros y los productos de consumo masivo.



En estos sectores ya se han formado grandes empresas con altos niveles de competitividad que buscan aumentar sus actividades por fuera de su país de origen. Los mercados de capitales, reconociendo el potencial de crecimiento de estas empresas, las están premiando con altas valoraciones en sus acciones. Esto, a su vez, les está facilitando realizar adquisiciones para poder ganar nuevos mercados. Así se genera un "círculo virtuoso" que impulsa la globalización: los que más crecen, más valen y los que más valen, más fácilmente pueden crecer.



Implicaciones locales



Esta nueva dinámica mundial genera amenazas para empresas independientes en países en desarrollo, pero a la vez, puede generar oportunidades para posicionarse regionalmente. En este proceso de globalización nuestras empresas serán afectadas de manera diferente.



Algunas empresas serán poco afectadas, siempre y cuando continúen sus esfuerzos por mantener sus niveles de competitividad. Estas son aquellas en las que los "factores clave de éxito" son fundamentalmente de carácter local, como podrían ser algunos servicios públicos locales.



Por el contrario, aquellas empresas locales que se encuentren en industrias en las que existe un alto grado de apalancamiento en experiencia global se verán fuertemente amenazadas. La experiencia muestra que por lo general estas empresas tienden a globalizarse si son fuertes jugadores, como Cemex o a ser adquiridas por las grandes empresas globales, por ejemplo, Celumóvil que fue adquirida por BellSouth, si no tienen buenos niveles de desempeño.



Finalmente, están aquellas industrias que se encuentran en situaciones mixtas; es decir, industrias que están apalancadas en "factores clave de éxito" tanto de carácter global como local. Lo que se ha observado en el mundo es que muchas empresas locales en esta situación han realizado alianzas estratégicas con importantes jugadores globales. De esta manera, se obtiene lo mejor de ambas y como resultado terminan siendo importantes jugadores regionales, como Almacenes Exito.



Estas fuerzas ya están afectando a Colombia y, por esta razón, es muy importante que las empresas se cuestionen cómo está cambiando su industria y cuál debe ser la estrategia que deben seguir para poder aprovechar este nuevo orden económico y ser un ganador en esta nueva economía. Lo que se necesita es una estrategia que se enfoque en los requerimientos de la nueva economía global y los aspectos específicos de su sector.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.