Opinión

  • | 2004/05/28 00:00

    Notarios y TLC

    Las notarías sistematizadas, eficientes y rápidas son un proyecto prioritario para la Superintendencia de Notariado.

COMPARTIR

Todavía queda mucha tela por cortar y posiciones encontradas que aún no permiten vislumbrar los grandes consensos que se esperan para el TLC. No obstante, urge entender -más allá de estas discusiones- que el país camina hacia un proceso de desarrollo que comprometerá la economía en los próximos 40 ó 50 años, y requiere estar apalancado en instituciones fuertes y eficientes. Decisiones que las entidades públicas y privadas están en mora de tomar, independientemente del avance del equipo negociador o de los cuestionamientos de detractores y defensores de la iniciativa.

Es el momento de aprovechar el TLC como catalizador de la modernización. Aquellas instituciones en las cuales la sociedad interactúa más con el Estado, deben garantizar trámites, productos, servicios e información en línea y en tiempo real y negocios inmediatos y a menor costo.

Bajo estas premisas, una de las instituciones que debe consolidar su salto cualitativo, de cara al ciudadano, es la notarial. La integración de los mercados lleva aparejados procesos en los cuales el tráfico jurídico del mundo de los negocios se puede tornar más complejo y en los cuales la figura del notario será relevante en la medida en que ponga fin a largos procedimientos, para sustituirlos por trámites expeditos e integrados con el registro. En esta tarea deberá avanzar de la mano de la política pública que busca masificar el uso de las tecnologías de información y caminar con paso firme hacia el comercio electrónico y la firma digital.

Este trascendental paso permitirá tener un "notario virtual" los 365 días del año, desde cualquier parte del mundo. Pero, además, implica hacer realidad el sueño de concretar, en tiempo récord y con un solo clic, los trámites asociados con la constitución o reforma de sociedades, los que afecten la propiedad de un inmueble, e inclusive los relacionados con el estado civil. En esa dirección apunta el proyecto de la Superintendencia de Notariado y Registro. Un esfuerzo que pasa por la incorporación de tecnologías para habilitar la integración de los procesos notariales y registrales y crear un único registro nacional de la propiedad.

Hemos dado verdaderas zancadas. De hecho, a partir del 1 de marzo, todos los notarios de Bogotá empezaron a incorporar la firma digital en sus servicios, lo cual permitirá, en una primera etapa, "integrar" la función notarial con el registro mercantil. Ello quiere decir que, en adelante, las escrituras de constitución o reforma de sociedades serán remitidas digitalmente a la Cámara de Comercio desde los despachos notariales, sin que el ciudadano tenga que hacer más trámites.

De igual manera, en el futuro inmediato, no será extraña la inscripción electrónica de escrituras de inmuebles en el registro público; la consulta virtual para verificar su titularidad, licencias, nomenclatura, pago predial y valorización mediante transferencia electrónica; hasta la obtención de copias de escrituras, registros civiles o certificados de libertad inmobiliaria por internet.

La iniciativa asegura el acceso de los colombianos a la función fedataria por medio del comercio electrónico y la firma digital de cualquier asunto jurídico en la órbita del Derecho Privado, Civil y Mercantil. Dicho de otra manera, lograr que un ciudadano radicado en Nueva York, Los Ángeles o Barranquilla, pueda realizar sus operaciones, dentro de las exigencias del ámbito de integración, sin mayores dificultades y sin tener que desplazarse o concurrir en el mismo lugar para otorgar una escritura pública o solicitar un servicio.

Lo que nos falta es tiempo. El año 2006, cuando se estima que entrará en vigencia el TLC, está a la vuelta de la esquina. Será difícil progresar en la integración económica si no avanzamos en la construcción y consolidación institucional. Se quiera o no, los cambios deben producirse. El asunto está fuera de toda discusión.





* Superintendente de Notariado y Registro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?