Opinión

  • | 2004/06/25 00:00

    ¿Necesita una holding familiar?

    ¿Por qué molestarse con otra sociedad y complicarse con otra contabilidad?

COMPARTIR

Las Empresas Familiares (EF) a veces tienen más de una empresa cobijada por una sola razón social, o activos ajenos al negocio central. La Superintendencia de Sociedades estableció en una encuesta que en Colombia, el 55% de las EF tiene hasta tres empresas, el 29,7% solo cuenta con una empresa y el 24,5% restante entre dos y tres. Puede haber una mezcla de cosas sin relación alguna, pero que sí complican la administración y las relaciones familiares.

El manejo y la relación en estas EF se facilitarían con la creación de una holding que gestione la propiedad de esos activos, pero de forma independiente. Pero, ¿por qué molestarse con una nueva sociedad y complicarse con otra contabilidad? Pregunte a los 35 herederos de don Pancracio que han constituido una holding para solucionar varias de sus necesidades y mejorar sus relaciones familiares.

Se trataba de una compañía manufacturera, pero con propiedad raíz (ajena al negocio clave), plantaciones e inversiones. La manufacturera muchas veces utilizaba para su funcionamiento parte de los recursos provenientes de las inversiones y de la propiedad raíz, poniendo estos activos a disposición de la operación, pero arriesgándolos continuamente.

Experimentaron situaciones diversas. Por un lado, necesitaban inversión en capital de trabajo y en maquinaria por el alto crecimiento del negocio manufacturero y, por otro, los accionistas presionaban por dividendos, afectando así el crecimiento del negocio. Se necesitaba un socio capitalista en la manufactura, pero la familia no quería vincularlo con los otros activos. A su vez, los potenciales socios tampoco se interesaban en los otros activos y no estaban dispuestos a pagar por ellos.

Entonces Albertino, gerente de la empresa y nieto de don Pancracio, escindió las diferentes áreas del negocio y creó una compañía holding como dueña de las acciones de las empresas resultantes: manufacturera, agrícola, inversionista y de propiedad raíz. Don Albertino y su familia señalan las siguientes ventajas de ese sistema de propiedad:

1. La manufacturera recibió capital de un fondo extranjero de inversión y mejoró sus resultados y sistemas de administración. La familia posee hoy el 60% de la compañía y se ha convertido en el jugador número uno de la industria. El socio se vinculó sin afectar la propiedad de los otros bienes familiares.

2. La holding recibe los dividendos de las empresas. De ese dinero reparte dividendos a la familia y el resto va a inversiones de liquidez e incluso a nuevos negocios. Como los ciclos económicos hacen que las utilidades de la manufacturera no sean estables, los otros dineros que percibe la holding permiten que los accionistas tengan una mayor estabilidad en sus ingresos.

3. La holding creó un fondo de recompra de acciones a los familiares interesados en vender, sin menoscabar el capital de trabajo para la operación de la manufacturera.

4. Las relaciones familiares mejoraron, ya que algunos de los accionistas inactivos, que eran muy talentosos y no muy tenidos en cuenta, están al frente de la operación de la propiedad raíz, del manejo de las inversiones y de las fincas. Se ha mejorado mucho la rentabilidad, porque lo que era manejado por un solo presidente, que no tenía tiempo para todo, se ha dividido y se le ha puesto mucha más atención a cada uno de los frentes.

5. Los banqueros que no querían prestarle a la compañía como un todo, por su alto riesgo, hoy prestan satisfechos a las diferentes empresas. De esa manera se descubrió un activo que no se usaba en términos de créditos, y la sociedad operativa al recibir más capital también cambió la calificación de crédito que le tenían en los bancos.

6. Los accionistas ya no intervienen directamente en el manejo de la manufacturera, porque son accionistas de la holding. Las disputas se arreglan ahí y no en las compañías.

7. La holding creó presupuestos diferentes para las distintas áreas y organizó su junta directiva. También tiene diferentes juntas directivas para cada uno de los negocios con miembros externos que opinan imparcialmente.

Señor empresario: Hay dificultades en el manejo de una holding familiar, pero hay muchas ventajas. Valdría la pena estudiar esta posibilidad de propiedad para su EF.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?