Marketing político

| 3/24/2000 12:00:00 AM

Marketing político

Los candidatos a la Presidencia no están tocando la fibra emocional de sus electores.

por Jorge Alberto Londoño

Para que un candidato logre una alta votación en una elección, debe cumplir los siguientes requisitos:

1. Debe tener un alto nivel de reconocimiento.

2. Debe tener igualmente un porcentaje alto de favorabilidad.

3. Debe mostrar que es una persona idónea para resolver las necesidades de la comunidad.



Dicho de otra manera, hoy (todo puede cambiar y, de hecho, cambia) muy pocas personas votarían para Presidente por Luis Eduardo Garzón puesto que, aunque capaz para el cargo, casi nadie lo conoce; muy pocas personas votarían para Presidente por Manuel Marulanda puesto que, aunque muy reconocido, casi nadie opina favorablemente de él; y muy pocas personas votarían para Presidente por María Emma Mejía, puesto que, a pesar de tener altos niveles de reconocimiento y favorabilidad, no se muestra como una persona indicada para resolver los problemas que tiene Colombia en la actualidad. En la tabla se observa el desempeño de algunos de los principales precandidatos a la Presidencia de Colombia en tres aspectos: nivel de reconocimiento, nivel de favorabilidad e intención de voto.



Como se menciona anteriormente, el último factor que determina la intención de voto es la capacidad que tenga el candidato de mostrarse como una persona idónea para resolver las necesidades de la comunidad. En este sentido hay dos grandes ejes que determinan esa percepción: primero, el eje racional, representado por la ideología, la preparación, el carácter, el equipo de trabajo... y segundo, el eje emocional, representado por el carisma, los valores, la cercanía con la comunidad, ser representante de sus intereses... Al observar el mapa, se ve cómo Noemí Sanín cumple bien en el eje racional y muestra su mayor ventaja competitiva en el eje emocional; Serpa, aunque se desempeña bien, no lidera ninguno de los dos ejes; Uribe, Santos y Restrepo se muestran como estadistas pero fríos y distantes; Serrano y Mejía son queridos pero les falta preparación para el cargo; y Valencia Cossio tiene un largo camino por recorrer. Ante tanto candidato con buenos desempeños racionales, estoy seguro de que las campañas van a estar más centradas en el eje emocional y es ahí donde estará la pelea. Hagan sus apuestas.



Ficha técnica: Los datos que aparecen en este artículo fueron tomados de la encuesta realizada por Anif, Invamer Gallup y Porvenir a 1.000 hombres y mujeres, de 18 y más años, de las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla. La entrevista se realizó telefónicamente entre el 2 y el 7 de febrero del 2000.



* Gerente general, Invamer Gallup - eje2@epm.net.co
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.