Opinión

  • | 2009/02/20 00:00

    María Isabel partió cobijas con Shakira

    Inexplicable ha resultado la polarizada posición de la reconocida periodista frente a una exitosa colombiana que se ha decidido por una clara estrategia de responsabilidad social.

COMPARTIR

Con gran sorpresa leímos en El Tiempo la columna escrita por María Isabel Rueda titulada Llegó la hora de partir cobijas, en la cual le hacía un llamado a sus fieles lectores, dentro de los cuales me incluyo, a adoptar una posición y decidir de una vez por todas si estamos con Juanes o con Shakira. En opinión de María Isabel, Juanes se preocupa espontáneamente por Colombia mientras que Shakira se ha olvidado de la tierra que la vio nacer; Juanes es un bacán, mientras Shakira está llena de condiciones, según ella, antipáticas, consideraciones que ameritan que cada uno de nosotros tome una decisión respecto de con quién está.

Nos sorprendimos por muchas razones; por lo polarizado de su opinión, por el llamado a tomar posición a favor de uno y, según la columna, por lo tanto en contra del otro, por la aparente falta de información respecto de la posición de la barranquillera frente a su país y liderar un robusto y consistente programa social, y nos sorprendimos porque todo esto sucedió justo tres días después de que se publicara la noticia de la inauguración en La Playa, Barranquilla, de uno de los más conmovedores y completos proyectos de educación de la Fundación Pies Descalzos.

En este colegio entraron a estudiar 1.500 niños, en el futuro cercano serán más de 1.800. Junto con los otros colegios de Quibdó, Cazucá y también Barranquilla, se alcanzará una población atendida de casi 5.000 jóvenes y niños.

Además, no se trata solo de un colegio donado por la Fundación Pies Descalzos, se trata de un gran proyecto colectivo e integral en el cual se ha buscado aunar los esfuerzos del Distrito de Barranquilla, de la Fundación Fútbol con Corazón, el programa Aeiotú de la Fundación Carulla, la Fundación Batuta y la Fundación Colegio del Cuerpo. Pero más allá del colegio, se trata de un centro comunitario para la población de La Playa en el cual seguramente se desarrollarán la mayoría de las actividades deportivas culturales y sociales de ese corregimiento. Se ha invitado a los padres de familia a ser parte de la formación de sus hijos al tiempo que se les ofrecerá educación tecnológica en actividades productivas.

Parte de lo novedoso del modelo es que será un colegio público con todas sus características. Todo el proyecto se desarrolla con maestros distritales, con políticas de inclusión públicas y regido por los intereses de la comunidad. Vale decir que se ha planteado un reto muy importante a la Alcaldía de Barranquilla de mantener los estándares que le han sido donados y sobre los cuales se ha construido todo el proyecto. Como hay que creer en la gente, esto es lo que ha hecho la Fundación y ha creído en las personas actuales y futuras a cargo de lo público de la ciudad.

Debo reconocer que quizás no soy el más objetivo de los observadores por hacer parte de la junta directiva de Pies Descalzos. Pero esto también es relevante. Hace algunos años, con el fin de profesionalizar el esfuerzo social de la fundación, María Emma Mejía tomó acertadamente las riendas de la ejecución de los ambiciosos planes propuestos y posteriormente se constituyó una Junta Directiva independiente en la cual comparto puesto con Samuel Azout, Alejandro Santo Domingo y Antonio Celia, todos ellos exitosos y acertados empresarios. Nuestro mandato fue el de, en forma independiente, brindar nuestro apoyo y criterio a las voluntades de sus dos inspiradoras y líderes.

Luego de haber conocido de cerca los logros y esfuerzos de Shakira en lo social, especialmente a través de Pies Descalzos, siento que si algo hay que hacer es felicitarla y agradecerle por su generosidad y por la decisión vital que ha hecho de dedicar importantes recursos, trabajo y tiempo a poner su grano de arena en tratar de solventar algunas de las más urgentes necesidades de nuestra sociedad, como es el de ofrecer educación integral de buen nivel a poblaciones vulnerables. Es un buen ejemplo inspirador para muchos y definitivamente una invitación para que en mayor o menor escala pongamos nuestro granito, a pesar de no haber ganado muchos, o ningún premio Grammy o no haber cantado en la final de un campeonato mundial de futbol.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?