Los obstáculos de la competitividad

| 3/10/2000 12:00:00 AM

Los obstáculos de la competitividad

Los problemas más graves de las empresas colombianas son la inestabilidad de las políticas, la tasa de cambio, la delincuencia común y el crimen organizado.

por Eduardo Lora

Una encuesta aplicada simultáneamente en 20 países de América Latina con el apoyo del BID y el Banco Mundial ha permitido tomarle el pulso por primera vez al problema de la competitividad en forma comparativa en toda la región. Muchas de las economías latinoamericanas están tratando de sacudirse de la crisis. Saldrán adelante las que logren superar más rápido los obstáculos que están afectando su competitividad.En unos pocos países, los problemas de la competitividad se encuentran en asuntos macroeconómicos que pueden ser resueltos con los instrumentos tradicionales de las políticas fiscal, monetaria o financiera. En esa categoría relativamente afortunada están Chile, Costa Rica y México. Sin embargo, en muchos otros casos, el potencial de desarrollo empresarial está bloqueado por obstáculos institucionales, más difíciles de remover. Uno de los resultados más sorprendentes de esta encuesta es que, para el promedio de toda América Latina, el principal obstáculo de la competitividad es la delincuencia común. También figuran en posición muy prominente la corrupción y el ambiente de inestabilidad general de las políticas. Comparada con el resto de América Latina, Colombia tiene sus problemas más graves de competitividad en cuatro campos: la inestabilidad de las políticas, la tasa de cambio, la delincuencia común y el crimen organizado. Excepto por su obsesión con la tasa de cambio, el gobierno cree que los problemas de la competitividad están en otros factores. En particular, el gobierno ha destacado la solución de la crisis financiera y un programa ambicioso de inversión en vías como sus dos estrategias centrales para mejorar la competitividad. Nadie discute la necesidad de ambas cosas. Pero ni el financiamiento ni la infraestructura figuran muy alto en la lista de obstáculos que están viendo los empresarios. Lo cual quiere decir que, aun si llegaran a resolverse, la inversión seguiría bloqueada por los problemas más serios derivados del desarreglo institucional del país, como la incertidumbre legal y jurídica, la delincuencia y el crimen organizado.



* Esta columna no compromete al BID, entidad a la cual está vinculado el autor.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.