Los derechos del sistema financiero

| 3/29/2001 12:00:00 AM

Los derechos del sistema financiero

En América Latina, los derechos de los acreedores tienen muchas restricciones. Si se fortalecieran, sería posible duplicar la oferta de crédito.

por Eduardo Lora

La falta de crédito es el principal obstáculo que enfrentan las empresas en América Latina. Cuando el crédito es escaso, los empresarios más pequeños están a merced de los banqueros. Paradójicamente, para resolver esta situación, lo adecuado no es proteger a los deudores de la voracidad de los banqueros, sino fortalecer los derechos del sistema financiero. La razón es que la escasez de crédito puede deberse a que el sistema legal no protege adecuadamente al sistema financiero ante el riesgo de que los deudores no cumplan sus obligaciones.



Varios estudios recientes han encontrado que esta hipótesis no es descabellada. Hace unos años la había sostenido un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard ­La Porta, López de Silanes, Shleifer y Vishny­, y recientemente ha sido abordada por Arturo Galindo y Alejandro Micco en el BID.



En América Latina, los derechos de los acreedores tienen muchas restricciones. Los peores casos en la región son Argentina, Colombia, Paraguay y Perú. En estos países, una empresa puede declararse fácilmente en situación de reorganización o bancarrota, dejar de pagarles a los bancos y seguir manteniendo en su propiedad los bienes ofrecidos en garantía. Para complicar las cosas, en estos países, el control de la empresa en problemas no pasa a manos de los acreedores, sino que puede ser mantenido por la antigua administración. Otros problemas comunes en la región y en Colombia son las dificultades para recuperar las garantías e interferencias del gobierno en las condiciones de los créditos, como límites a las tasas de interés de mora o a los mecanismos de amortización. Tampoco son extrañas en Colombia las exigencias de otorgamiento de créditos a ciertos sectores.



Los investigadores del BID han encontrado que las restricciones a los derechos bancarios son muy perjudiciales para el desarrollo del sistema financiero. En América Latina, donde no se protegen en forma efectiva los derechos de los acreedores, el crédito al sector privado como porcentaje del PIB no llega al 35%, mientras en el Sudeste Asiático es prácticamente el doble y en los países desarrollados supera el 100%. Si en Colombia se corrigieran las deficiencias más flagrantes en las leyes que limitan los derechos del sistema financiero, se podría duplicar la profundidad financiera y se daría un gran paso a favor de la inversión y el desarrollo empresarial.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.