Opinión

  • | 2004/10/15 00:00

    Los beneficiados del gobierno de Uribe

    Son las personas menores de 35 años, con estudios postsecundarios.

COMPARTIR

Desde finales de 2001, hemos venido estudiando semanalmente, en equipo con Fedesarrollo, la situación económica de los hogares de las principales ciudades del país (Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla). La investigación contiene, entre otras, dos preguntas que me permiten sacar las conclusiones del presente artículo:

1. ¿Diría usted que a su hogar en estos días le está yendo económicamente mejor o peor de lo que le estaba yendo hace un año?

2. ¿Cree usted que a su hogar en los próximos 12 meses le irá económicamente mejor o peor de lo que le está yendo hoy?

Al observar detenidamente los resultados, podemos concluir:

1. Durante los dos primeros años del gobierno de Uribe un 10% de los hogares se ha beneficiado económicamente (ver gráfico)

2. De esos 10 puntos de mejoría, 7 ocurrieron durante el primer año y 3 ocurrieron durante el segundo, lo que indicaría una pérdida de dinamismo en la economía de los hogares. De hecho, durante todo el año 2004 (línea roja del gráfico) el porcentaje de hogares que están mejorando no ha crecido.

Ahora, mezclando los resultados de las dos preguntas, encontramos que hoy un 21% de los hogares está bien económicamente y además cree que seguirá mejorando durante 2005; al comenzar este gobierno esos hogares solo representaban el 11%. Nuevamente, encontramos un delta de 10 puntos positivos. Por el contrario, hoy un 10% de los hogares está empeorando económicamente y, a su vez, cree que seguirá cuesta abajo en los próximos 12 meses; esos hogares eran el 12% en agosto de 2002, representando una mejoría de 2 puntos en estos dos años.





En la tabla, encontramos la composición demográfica de tres grupos, y podemos concluir:

1. Las personas que más se están beneficiando durante este período del gobierno de Uribe son: a. Hombres; b. De todas las clases sociales; c. Menores de 35 años; d. Con educación técnica o universitaria; e. Hijos aún dependientes de sus padres.

2. Por el contrario, aquellas personas que la siguen viendo negra durante este período del gobierno son: a. Personas de estratos bajos; b. Mayores de 35 años; c. Sin educación postsecundaria; d. Padres de familia.

De lo anterior se desprende que para sacarles el mayor beneficio a las circunstancias actuales, una persona debe ser menor de 35 años y tener estudios postsecundarios. Quien no tenga ninguna de estas dos condiciones lleva las de perder.

La otra mitad de la población (48%) es mayor de 35 años. De ellos, poco menos de una tercera parte alcanzó estudios postsecundarios y cerca de dos terceras partes, no. Sobre este último subgrupo, adultos sin educación, que representa a su vez un 34% de la población total, debe reposar una parte fundamental de la política social del Estado. La economía los está dejando por fuera, digamos desplazados, y creo que nos corresponde a todos acompañar las medidas de asistencia que ojalá diseñe el gobierno para este importante segmento de nuestra población, que para efectos prácticos son nuestros pobres.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?