Opinión

  • | 2010/07/23 12:00

    Liderazgo entre hermanos

    Hay diferentes tipos de liderazgo entre hermanos, como el coliderazgo, el líder entre iguales y el liderazgo por meritocracia.

COMPARTIR

Según el profesor John Ward, las sociedades de hermanos más frágiles son las de menor número de hermanos, siendo la más vulnerable de todas la de solo dos hermanos. Hay algunos retos comunes en todas las sociedades de hermanos, tales como la supervivencia de la sociedad, la solución de conflictos y rivalidades, las dinámicas familiares, definir los diferentes roles, el manejo de las compensaciones, el manejo de las relaciones cuando los padres no están, el manejo de las relaciones y opiniones de parientes políticos; y luego la escogencia de sucesor dentro de los diferentes miembros de la tercera generación, capaces y con mérito.

Entre los diferentes tipos de liderazgo de hermanos se encuentra el coliderazgo, el líder entre iguales y el liderazgo por meritocracia. En primer lugar están aquellas familias empresarias que se deciden por un coliderazgo y/o una copropiedad, en el que el equipo funciona si hay realmente complementariedad en las competencias de los hermanos y si se tiene un espíritu de trabajo en equipo, seguramente inculcado desde la niñez. Hoy en día, el 25% de las sociedades de familia, según el profesor Ward, tiene algún tipo de coliderazgo y funcionan si no se ha implementado para evitar conflictos, sino porque hay una buena complementariedad, respeto y colaboración. Normalmente, en estos equipos de hermanos se encuentra mayor diversidad que en cualquier otro.

Por ejemplo: un hermano puede ser muy bueno en la parte comercial y las relaciones públicas y el otro para la parte financiera y administrativa. Además, tienen diferentes estilos y formas de pensar, precisamente porque han crecido en la misma familia, pero con buena complementariedad en sus competencias. Participan prácticamente en todas las decisiones e incluso comparten oficina, desarrollan códigos de conducta y hablan con una sola voz, en plural, a los empleados y al público en general. La comunicación entre ellos es permanente. En este caso las esposas y/o esposos juegan un papel fundamental, positivo o negativo, en estas relaciones y, por eso, hay que ser concientes de esa influencia.

Otro tipo diferente de liderazgo de hermanos emerge cuando, naturalmente, el hermano que tiene más respeto por parte de los otros -el mayor en algunos casos, o el que se destaca por alguna competencia- se va posicionando como líder. Es un líder natural que se va formando con el tiempo. La experiencia demuestra que la escogencia del líder entre iguales no es fácil; y más tarde, cuando la familia empresaria crece y evoluciona, se puede presentar un gran reto en la sucesión, porque el líder entre los hermanos preferirá que sus propios hijos hereden el liderazgo que él ganó naturalmente.

Finalmente, otro tipo de liderazgo de hermanos surge cuando las competencias en la empresa son muy importantes y, especialmente, cuando los padres así lo han establecido y diseñado, creando prácticamente una emulación entre los hijos. Los miembros de la familia pueden haber tenido una preparación previa en otras empresas, y el liderazgo de la empresa es una meritocracia real. Los líderes se establecen de acuerdo a perfiles y necesidades estratégicas de la empresa y la elección es clara y específica para llevar la organización a una visión establecida. Los más competentes llegan a la cabeza de la institución en este caso y esto es claramente percibido en la organización, en la que, generalmente, se tiene un equipo muy profesional de gerentes.

Hay retos generales en los equipos de hermanos, pero también particulares, dependiendo del tipo de liderazgo ejercido. De todas formas y en general:

1. Se debe aceptar el conflicto como normal y estar dispuesto a enfrentarlo.

2. Tener especial cuidado con el tema de las compensaciones y evaluaciones. Una junta directiva con externos puede ayudar a resolver este tema.

3. Entender que la dinámica de familia se puede trasladar al negocio y, si es negativa, puede ser muy perjudicial.

4. En todos los casos se debe pensar en la siguiente generación. Un plan de educación desde temprana edad es necesario.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?