Opinión

  • | 2008/02/01 00:00

    Lecciones de los fondos de inversión privada

    La clave del éxito de los mejores fondos de inversión privada está en el modelo de gobierno que aplican a sus inversiones.

COMPARTIR

Un estudio reciente de McKinsey & Co. revela que, en promedio, los fondos de inversión privada no han logrado entregar a sus inversionistas retornos superiores a los que habrían podido obtener invirtiendo pasivamente en las bolsas de valores. Claramente, los honorarios por administración no se justifican en la mayoría de los casos.

Sin embargo, el mismo estudio también revela que los mejores fondos consistentemente entregan retornos superiores a los de las bolsas de valores.

¿Cómo lo logran?

La causa raíz de los retornos superiores de estos fondos no está en su capacidad de comprar empresas a precios por debajo del mercado. De hecho, estos fondos típicamente pagan un premio sobre el mercado, porque los vendedores normalmente realizan concursos diseñados para maximizar el valor de las ofertas.

La clave de éxito de estos fondos está en el modelo de gobierno que aplican en las empresas que compran, el cual promueve que se tomen mejores decisiones para elevar el desempeño de la empresa. Son dos las características principales de este modelo de gobierno: participación activa en las juntas directivas y fuertes incentivos para alinear los intereses de la gerencia con los del inversionista.

Los administradores de los fondos con mejor desempeño gastan una gran parte de su tiempo analizando las empresas, con apoyo de un equipo de analistas, y participan muy activamente en las juntas directivas utilizando esta información. Esta situación contrasta con la de una empresa típica, donde los miembros de las juntas directivas invierten solo un par de horas al mes preparándose para las reuniones. Como agravante, la información preparatoria es escasa y seleccionada por la gerencia de la empresa.

Los mejores fondos de inversión privada también establecen fuertes incentivos para alinear los intereses de los inversionistas y la gerencia. Entre más se valorizan las empresas, más ganan los administradores del fondo y más ganan los gerentes de las empresas. En una empresa típica esta situación es diferente. Los miembros de las juntas directivas tienen poco que ganar si sube el desempeño de la empresa, y mucho que perder si se generan problemas. Por esta razón los miembros de junta dedican mucha más energía asegurando el "cumplimiento" de todo tipo de normas, que efectivamente buscando optimizar el crecimiento y retorno de la empresa. Este fenómeno es especialmente grave en las empresas cotizadas en bolsa, porque en estas, los directores corren grandes riesgos a nivel personal si se generan "incumplimientos" o problemas.

¿Qué se puede replicar?

La esencia del modelo de gobierno de estos fondos puede ser fácilmente transferida a la mayoría de las empresas.

El primer paso en este sentido consiste en que la junta directiva le dedique más tiempo al análisis de opciones estratégicas para mejorar el valor de la empresa. Esto se puede lograr, por ejemplo, organizando un "retiro" de un par de días todos los años para evaluar estrategias. Con el fin de asegurar la calidad de la discusión en estas sesiones es clave contar con benchmarks de desempeño detallados y con opiniones independientes sobre las tendencias en el sector y la posición competitiva de la empresa. Este es el tipo de información que estudian los analistas de los fondos de inversión privada previamente a reuniones con la gerencia.

El segundo paso consiste en alinear los incentivos de los miembros de junta y la gerencia. Los fondos de inversión privada dedican mucho esfuerzo en desarrollar indicadores de gestión para los principales ejecutivos, los cuales se desglosan con mayor detalle para todos los niveles de la organización. Estos índices son la base para la evaluación de la gerencia. La compensación de la gerencia depende de su evaluación y tiene un gran componente variable.

Finalmente, es clave evaluar continuamente la capacidad del equipo de alta gerencia para cumplir objetivos ambiciosos y re-inventar la empresa. Los administradores de los fondos tienen la disciplina de cambiar a los miembros del equipo de alta gerencia cuando no tienen la capacidad de mantener el ritmo de cambio necesario para mejorar el desempeño. Esto también puede hacerse en la mayoría de las empresas.

?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?