Opinión

  • | 2009/02/06 00:00

    Las tres burbujas

    El desinfle simultáneo de tres burbujas está aumentando la severidad de la recesión en Estados Unidos.

COMPARTIR

Ahora que la economía estadounidense se encuentra en medio de una fuerte recesión, muchos analistas están usando el espejo retrovisor para explicar cuáles fueron los excesos que llevaron a la situación actual. Uno de estos análisis que encontré particularmente interesante fue publicado en el McKinsey Quarterly de diciembre pasado. El artículo argumenta que en la última década se crearon tres burbujas que ahora se están desinflando. Las burbujas ocurrieron en el mercado de hipotecas residenciales, en el precio de los bienes raíces y en las utilidades empresariales.

Las burbujas de hipotecas y bienes raíces

Mucho se ha hablado de cómo los problemas de las hipotecas sub-prime sirvieron como detonante de la crisis financiera en Estados Unidos. Lo que ahora está claro es que el problema no estuvo solo en estas hipotecas, que representan solo una pequeña parte del mercado hipotecario total. El aumento de endeudamiento de los hogares fue impresionante. Mientras que en el año 2001 el valor de las hipotecas residenciales representaba el 48% del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos, para el año 2007 había subido a 70% del PIB.

La facilidad para obtener financiamiento, y el exceso resultante, causaron a su vez una burbuja en los precios de bienes raíces. El valor total de las residencias en Estados Unidos pasó de representar 121% del PIB en el año 2001 a 140% en 2007. Mientras que durante el último cuarto del siglo pasado el precio de las residencias aumentó en promedio 5,4% anual, entre el año 2000 y 2007 los precios aumentaron al 11% anual. Por lo tanto, para el año 2007 el precio de los bienes raíces estaba 40% por encima de lo que justificaba la tendencia de largo plazo.

Los índices que miden los precios de los bienes raíces residenciales ya cayeron 20% desde el pico en el año 2007. Probablemente van a caer más, con un efecto devastador en ahorro de muchas familias, puesto que en Estados Unidos, como aquí en Colombia, la mayor parte del ahorro de largo plazo de los hogares está en el valor de sus viviendas. También es claro que esto va a tener un efecto grave, aún no reflejado en su dimensión total, en la calidad de la cartera de los bancos.

La burbuja de ganancias empresariales

La otra burbuja que se creó durante la última década fue la de las ganancias empresariales. Durante los últimos 50 años, las utilidades de las empresas representaron en promedio 3,2% del PIB en Estados Unidos. Sin embargo, para el año 2006 estas llegaron a representar el 6%. El sector financiero fue el mayor responsable de esta burbuja. Si miramos solamente las empresas no financieras, sus utilidades representaron 4,5% del PIB en el año 2006, comparado con un promedio de largo plazo de 2,9%.

Las utilidades empresariales han caído estrepitosamente desde su pico en 2006, en la medida en que el sector financiero, en agregado, generó pérdidas en el año que acaba de cerrar. También cayeron las utilidades de las empresas no financieras por causa de la recesión. La deflación de la burbuja de utilidades empresariales llevó a una fuerte caída en el valor de las acciones. Desde su pico en 2007, el precio del índice S&P 500 ha caído 45%.

Por lo tanto, muchas familias en Estados Unidos han perdido la mayoría de sus ahorros por la desvalorización de sus viviendas y de sus inversiones en la bolsa. Si sumamos el riesgo de desempleo, no debería sorprendernos que el consumo esté deprimido y continúe así por un buen tiempo.

Basado en el artículo Financial Crises, Past and Present, escrito por David Cogman y Richard Dobbs, de McKinsey & Co..

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?