Opinión

  • | 2000/06/01 00:00

    Las razones de la diferencia

    Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de construir una vida financiera sana.

COMPARTIR

Claro que distintas razas de seres humanos tienen distintos hábitos financieros. Los escoceses son tacaños. Los judíos son emprendedores. Si un chino pone una tienda al lado de la tuya para competir, tu futuro es negro. Los latinos son... ¿qué son? Generosos, trabajadores, alegres, buenos amigos... O sea, el tema de la vida financiera personal tiene mucho de cultural.

Pregunto, ¿los latinos se han distinguido por tener buenos sistemas financieros, como los anglosajones o suizos? Para abreviar el cuento, estamos en Colombia de repente en unas situaciones personales duras y el sistema bancario da pena, en vez de dar rentabilidad para sus accionistas.

El sistema de ahorro para adquisición de vivienda -el UPAC- (¿quién se acuerda de eso, niños?) terminó ahogando a muchos deudores y en la dación en pago de muchas viviendas. Reconociendo que la cartera de vivienda y construcción también golpeó duro a las entidades financieras, nos preguntamos cuáles son las causas. ¿La recesión? ¿Las altas tasas de interés? ¿Los plazos cortos para los créditos de adquisición de vivienda? ¿La incapacidad de los clientes de mantenerse al día con sus cuotas? ¿Es culpa suya? ¿De " la economía"?

¿Podemos echarle la culpa de nuestros males al manejo económico del país (al Banco de la República, por ejemplo) o somos responsables por nuestra propia vida financiera?

El gobierno no hace una economía, solo crea las condiciones dentro de las cuales nosotros desplegamos nuestras energías y talentos. Y no tener una cartera de vivienda sana es indicio de una triste situación social. Pero, ¿de quién es la culpa?

Independiente del gobierno, es mejor que cada uno de nosotros construya una vida financiera sana que le dé una calidad de vida y una vejez digna. Estar al día con el colegio, protegernos contra los riesgos de salud y accidentes, ahorrar en un fondo de pensiones para dejar de trabajar cuando nos conviene, y no desangrarnos pagando intereses a las entidades financieras, por el afán de tener hoy lo que debemos dejar para mañana (o nunca). O sea, hay que cuidarse en el consumo. ¿No es eso lo que hacen los escoceses y chinos?

¿En esto el gobierno es nuestro aliado? Tal vez no. Los gobiernos latinos se miden por crecimiento del PIB, por "empleo", por "reactivar el sector de la construcción", y presionan a los bancos para prestar. ¿Qué hacen para estimular la inversión personal, para reducir los impuestos a los individuos, para crear un mercado de capitales de verdad (acciones, no titularización)?

Y para terminar, confieso haber sido banquero, pero sin remordimiento me atrevo a opinar que si los bancos prestaran menos, tendrían carteras mejores. La cartera de un banco inglés en Londres hoy tiene alrededor de 0,6% de morosidad.

¿Por qué somos distintos?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?