Las empresas latinoamericanas: ¿por qué tan pequeñas?

| 3/2/2001 12:00:00 AM

Las empresas latinoamericanas: ¿por qué tan pequeñas?

Las mayores firmas de América Latina son pequeñas en comparación con las de otras regiones. La falta de desarrollo financiero y de infraestructura pública son las principales causas.

por Eduardo Lora

Las grandes empresas latinoamericanas quedan en último lugar entre las grandes regiones del mundo en los rankings de tamaño. Según los activos totales de las 25 empresas no financieras más grandes de 53 países, Colombia ocupa el puesto 42, y en posiciones aun más bajas quedan otros siete países latinoamericanos.



El reducido tamaño de las empresas latinoamericanas no es simplemente un reflejo del tamaño de las economías. Como proporción del PIB, las empresas no financieras más grandes de América Latina están de todas maneras entre las de menor tamaño del mundo, con diferencias significativas en relación con los países desarrollados y con el conjunto de los países en desarrollo. Se llega a conclusiones semejantes si las comparaciones se basan en el empleo generado como proporción de la población en edad laboral de los países.



En contraste con lo anterior, las grandes empresas de América Latina no son pequeñas según los montos de capital y reservas para el tamaño de las economías. La implicación es que las empresas latinoamericanas se encuentran muy poco apalancadas, puesto que movilizan muy pocos activos totales para el capital que poseen. En efecto, América Latina es la región con los menores niveles de apalancamiento, con diferencias que son muy significativas respecto a los países desarrollados.



Dos factores explican el reducido tamaño de las empresas en América Latina. Por un lado, el poco desarrollo financiero de los países. En el caso colombiano, las empresas podrían ser un 20% más grandes si el sector financiero tuviera la profundidad del sistema financiero chileno. En segundo lugar, la calidad de la infraestructura pública influye fuertemente sobre el tamaño de las empresas. Si la cobertura de teléfonos, la calidad del servicio eléctrico y el estado de las vías en Colombia fuera del nivel de los mejores países en América Latina, las grandes empresas podrían ser 50% más grandes.



Lo sorprendente de estos resultados es que se refieren a las más grandes empresas, que posiblemente gozan del mejor acceso a los recursos financieros internacionales y tienen las mejores posibilidades de compensar con inversiones propias algunas de las deficiencias de la infraestructura pública. Los efectos seguramente son aun más severos para las demás firmas.



El tamaño de las firmas también puede ser afectado por el ambiente institucional, es decir, la inestabilidad de las reglas del juego, la carga regulatoria y tributaria, la corrupción y el incumplimiento de la ley. En Colombia, las empresas padecen todos estos problemas. Además, en gran medida, estos factores institucionales son también la razón de que los sistemas financieros sean poco profundos y los sectores de infraestructura precarios e ineficientes.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.