Opinión

  • | 2004/05/28 00:00

    La oficina de la familia

    La Family Office es un instrumento excelente para mantener la unidad de las familias empresarias y para pasar las firmas de una generación a la siguiente.

COMPARTIR

El gobierno de las empresas de familia (EF) evoluciona en la medida en que los negocios van madurando y las familias van cambiando de generaciones. En una EF multigeneracional el gobierno puede no ser tan simple como el que se tenía en la etapa de la primera generación, cuando el negocio apenas empezaba en manos del fundador. Cuando hay varias generaciones, no solamente se cuenta con la gerencia de la compañía, sino también con una junta directiva, un consejo de familia como foro de discusión de los problemas familiares y un protocolo de familia que incluye todas las reglas que la familia quiere establecer con respecto al negocio. Además, cuando se profundiza en el tema de la propiedad, se incluyen puntos como el trust de familia o el holding de familia, que concentra la propiedad familiar y posee las acciones de las empresas operativas. Por otro lado, se podría hablar de la compañía de inversiones de la familia que tiene las acciones o aquellas propiedades que no son propiamente de la operación del negocio principal. Pero, en realidad, en Colombia, poco se habla de la Oficina Familiar o de la family office (FOFF).

La FOFF es un concepto que han venido aplicando familias pudientes tanto en Europa como en Estados Unidos desde hace más de 100 años, pero que se formalizó hace poco tiempo. Es una organización a la cual la familia entrega un rango de funciones que varían desde el manejo de la fortuna familiar, hasta la contratación de empleados del servicio, dependiendo de las necesidades.

En ocasiones, la FOFF involucra también entre sus funciones actividades relacionadas con la gestión de los negocios y otras como las de ayudar a los integrantes de la familia a negociar en paquete muchos servicios. Al conseguir, por ejemplo, seguros en grupo, los hacen más baratos que si se compraran individualmente, generando eficiencias en el manejo de los recursos. Así sucede con otro tipo de compras generalizadas. A veces, también aconsejan a los integrantes de la familia en cuanto a inversiones, tasas de interés y educación.

En ocasiones, la FOFF maneja el "banco de la familia". Algunos integrantes de la familia tienen muy buenas ideas de proyectos a realizar, pero no tienen los fondos o la capacidad de conseguir el dinero ni de armar los proyectos. Entonces, la familia crea un fondo con parte de las utilidades de la empresa, que administra por medio de la FOFF. La oficina, entonces, proporciona asesoría en la presentación de proyectos, y por medio de un comité, se concede el préstamo o el capital que necesitan los parientes. De esa manera, la FOFF opera como el banco de la familia, liberando así un poco las tensiones que se producen por la falta de liquidez de los accionistas.

Así mismo, algunas oficinas de familia colaboran activamente en la contabilidad y gestión de impuestos, y proporcionan asesoría legal. Muchas veces los integrantes de familia se sienten muy solos en estos temas y la experiencia de la FOFF puede ser beneficiosa y, además, compartida generando grandes ventajas.

Finalmente, y tal vez lo más importante, la oficina familiar juega un papel clave para lograr la armonía y la unidad en las organizaciones multigeneracionales y muchas veces dispersas, en las cuales lo que une a la familia es solamente el negocio.

La oficina familiar puede ayudar a mantener los valores y conservar el capital de una familia que ya no tiene los mismos vínculos de la primera o segunda generación. Es, pues, otra organización familiar que favorece la conservación de los lazos y articula a la familia.



Señor empresario familiar:

La oficina familiar no es un costo adicional. Es una inversión que bien vale la pena considerar si quiere que la propiedad se transmita a las siguientes generaciones.

Seguramente si usted lo examina bien, y está usted en la primera generación, su asistente o su secretaria en este momento están haciendo las veces de la oficina de familia. Sin embargo, a medida que la familia crece, tal vez deba empezar a pensar en esta otra estructura de gobierno.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?