Opinión

  • | 2006/07/20 00:00

    La “epidemia” del narcotráfico

    Hay que encontrar nuevas formas de controlar la "epidemia" de narcotráfico que se desató en los años 70.

COMPARTIR

Entre los problemas del país, el narcotráfico es uno de los peores, no solo por el daño que causa a los adictos en Colombia y en el exterior, sino porque ha afectado las instituciones, debilitando la capacidad del Estado de garantizar la seguridad de sus ciudadanos y de administrar la justicia eficazmente. El narcotráfico genera violencia en Colombia y en áreas urbanas de bajos ingresos en Estados Unidos.

Así lo han entendido los últimos gobiernos, que han desarrollado programas de fumigación y sustitución de cultivos, interdicción aérea, incremento en la presencia del Estado en regiones apartadas, combate al lavado de dinero, etc. Estos esfuerzos buscan frenar la "epidemia" y deben ser fortalecidos. Pero no son suficientes. De acuerdo con información reciente, a pesar de todos estos esfuerzos, el año pasado no se disminuyó ni el área cultivada de coca, ni el volumen de cocaína producido en el país.

Por tanto, faltan estrategias complementarias para combatir el flagelo. La clave para identificar acciones adicionales para combatirlo podría estar en el análisis del narcotráfico como una "epidemia social".

La "epidemia" de narcotráfico
The Tipping Point, de Malcolm Gladwell, uno de los libros más vendidos en los últimos años, analiza el desarrollo de "epidemias sociales". Esto es, ideas o comportamientos que se reproducen como virus en la sociedad. El tipping point es el punto de masa crítica en que estas ideas o comportamientos se disparan, pasando de ser una característica de un grupo pequeño de individuos a algo que comienza a permear toda una sociedad. Toda empresa con intención de lanzar nuevos productos debería estar estudiando cómo llegar al tipping point.

El tipping point del narcotráfico en Colombia fue entre finales de los 70 y comienzos de los 80, pues dejó de ser una actividad restringida a unos pocos, a ser la principal fuente de ingresos ilícitos en el país, de la cual se benefician, directa o indirectamente, miles de personas. Las tres condiciones que plantea Gladwell se cumplieron: la Ley de los Pocos, el Factor de Contagio, y el Poder del Contexto.

1. La ley de los pocos. Una "epidemia social" se inicia con nuevos comportamientos de un grupo pequeño de "innovadores", usualmente personas rebeldes, impulsivas y propensas a asumir riesgos. Ellos originan, por ejemplo, nuevos conceptos en la moda. Pero sus ideas solo llegan a la gran masa si hay gente interesada en transmitir y persuadir a los demás. Los transmisores son unas pocas personas, muy bien conectadas y con gran capacidad de convencimiento. En esa época, en Colombia hubo un grupo criminal de "innovadores", el Cartel de Medellín, que desarrolló una nueva forma de ganar mucho dinero. Su "innovación" fue transmitida rápidamente dentro del bajo mundo, por unas pocas personas con mucha credibilidad y contactos en esos medios.

2. El factor de contagio. Una idea o comportamiento nuevo solo pega, si tiene elementos contagiosos o irresistibles. En el narcotráfico, este factor es obvio, el dinero rápido. El deseo de acumulación de dinero es una obsesión en Colombia y en el mundo. El dinero es muy adictivo: como la droga, una vez se ha probado, es difícil dejarlo.

3. El poder del contexto. Una idea o comportamiento solo pega, si el contexto en que los individuos viven genera señales positivas ante su adopción. Cuando se disparó la epidemia de narcotráfico a finales de los 70 y comienzos de los 80, los nuevos ricos disfrutaron de aceptación en la política, la farándula y los negocios. Hubo muchas consecuencias positivas y pocas negativas como resultado de sus nuevas acciones.

A finales de los años 80, la "epidemia" había llegado a un punto en que era muy difícil controlarla. Algo parecido a lo que ocurrió con el virus del sida en África en los 90.

Implicaciones
Según Gladwell, el control de una "epidemia social" tiene muchos elementos comunes al control de una epidemia de salud pública, como el sida. Los esfuerzos se deben concentrar: 1. Sobre los pocos que tienen una gran capacidad de transmitir la enfermedad. 2. Sobre los factores que facilitan el contagio. 3. Sobre el contexto social de los individuos.

Por tanto, las nuevas ideas para combatir el narcotráfico podrían estar en las respuestas a las siguientes preguntas:

1. ¿Cómo identificar y neutralizar a los individuos que se encargan de transmitir información y convencer a otros de participar en el negocio del narcotráfico?

2. ¿Cómo disminuir el atractivo del dinero ilícito?

3. ¿Cómo se pueden reducir las señales positivas en el contexto social, especialmente en la política, la farándula y los negocios?

Estos conceptos son tomados de The Tipping Point, de Malcolm Gladwell, publicado por Little, Brown and Company.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?