Opinión

  • | 1999/04/23 00:00

    La economía digita

    La convergencia entre las industrias de telecomunicaciones, los proveedores de contenido y computación cambiará nuestras vidas.

COMPARTIR

La convergencia entre las industrias de telecomunicaciones, los proveedores de contenido y computación cambiará nuestras vidas.



La sociedad basada en la información es una realidad. Su desarrollo está siendo impulsado por los rápidos cambios tecnológicos que transforman las industrias y está creando una gran sociedad económica interconectada entre sí.



La tecnología digital lleva a la convergencia de las industrias de telecomunicaciones y a los proveedores de contenido y computación. Esta permite la transmisión de información -ya sea voz, datos o video- a una altísima velocidad por distintos tipos de redes, tanto fijas, inalámbricas o satelitales.



Convergencia de sectores



El impacto de los anteriores avances sobre las distintas empresas de sectores convergentes es enorme. La generación de valor en la industria cambia entre sectores y aumenta la actividad de fusiones y alianzas estratégicas, lo cual permite ofrecer un mayor número de productos y servicios para los usuarios.



Hoy en día, las empresas de los distintos sectores tienden a estar en una o más fases de la cadena de valor, la cual se extiende desde la creación y empaquetamiento del contenido, la red y provisión del servicio hasta el transporte final al consumidor.



La liberalización e incremento de la competencia, sumados a la digitalización y al aumento en la capacidad de la infraestructura de redes, están convirtiendo la transmisión y transporte de servicios en un commodity, lo cual lleva a un negocio de alto volumen y bajo margen, al tiempo que refleja un cambio en uno de los elementos de la cadena de valor. El valor está migrando de la simple transmisión de información, hacia la producción y empaquetamiento de contenido o la oferta de servicios y transacciones en línea.



Esto se evidencia en el alto número de fusiones y alianzas estratégicas que se han realizado en los últimos años entre empresas de diversos sectores, por ejemplo, las alianzas entre US West y Time Warner; Disney, ABC y Capital Cities; Bertelsmann y America On Line.



Una vez se lleva a cabo la alianza, las empresas involucradas en ella deben asumir el hecho de que sólo algunos de los actuales jugadores en el mercado tienen las habilidades o los recursos para abarcar todos los elementos de la cadena de valor en un ambiente de convergencia. Además, se presenta un considerable incremento en el portafolio de productos y servicios que ofrecen las actuales y nuevas empresas del mercado.



En este nuevo entorno, los operadores de telecomunicaciones no sólo ofrecen el tráfico de voz, sino también el de imágenes audiovisuales y acceso a internet. Así mismo, además de su negocio tradicional de televisión, los operadores de cable ofrecen toda una gama de servicios de comunicaciones, que incluyen telefonía y acceso rápido a internet. Por último, las compañías de comunicación satelital no sólo ofrecen entretenimiento masivo, como transmisiones de fútbol, sino también comunicaciones y servicios de multimedia.



El "electrodoméstico del hogar"



La convergencia de los anteriores sectores ocasiona cambios sustanciales en la dinámica de la sociedad, los negocios y los consumidores.



Pero la convergencia no es sólo en tecnología. Se trata de una nueva manera de hacer negocios y de interactuar con la sociedad. Los nuevos servicios de comunicación permitirán mejorar la calidad de vida de manera importante, debido al aumento en la oferta de productos y servicios al alcance de los consumidores y a la facilidad de acceder a los beneficios de la sociedad informática.



Dentro de este contexto, todos los nuevos servicios y actividades que las nuevas tecnologías hacen realidad pueden cambiar todos los aspectos de nuestras vidas, desde nuestros hogares hasta el trabajo y desde la forma como hacemos negocios hasta cómo nos educamos.



Hoy en día, algunos ciudadanos ya han reducido sustancialmente su desplazamiento físico y están empezando a realizar transacciones bancarias, compras y búsqueda de información con la ayuda del computador. Se está dando un cambio en el poder de los compradores en el mercado. Antes, el usuario tenía alternativas limitadas, por medio de unos canales de distribución previamente determinados. En la nueva economía, éstas son mayores y se ofrecen por una variedad de canales.



Lo anterior ocasiona un cambio en los patrones de consumo de la sociedad, que muestra en el hogar sus primeros indicios de convergencia. En 1999, por primera vez, se venderán más computadores personales que televisores. Además, el computador le está quitando tiempo de dedicación al televisor, pues quienes navegan por internet consumen un 59% menos de televisión que los televidentes promedio. Se está pasando del concepto de una reunión familiar para ver sólo dos o tres canales de televisión, al concepto individual, donde cada miembro de la familia ve televisión de una manera aislada y escoge entre cientos de canales a su disposición.



La tecnología y los patrones de consumo están llevando a la convergencia entre el televisor, el computador y el teléfono, para crear un único "electrodoméstico del hogar". En este momento, no está claro quién ganará la batalla entre el televisor y el computador. Lo que sí está claro es que el "electrodoméstico del hogar" tendrá una evolución significativa en los siguientes años.



Implicaciones para Colombia



Colombia no está ajena a esta tendencia de convergencia del mundo globalizado. En el futuro, podemos esperar un incremento en fusiones y alianzas estratégicas en estos sectores, así como una mayor oferta de productos y servicios. Además, surgirá el "electrodoméstico del hogar" para las familias colombianas. La falta de poder adquisitivo de la mayoría de los colombianos será una barrera importante para el crecimiento de la demanda de estos productos y servicios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?