Opinión

  • | 2008/10/10 00:00

    La costa desarrolla talentos, ejemplo para el país

    Las lecciones aprendidas por la Fundación Promigas indican que los procesos de mejoramiento en las escuelas requieren un acompañamiento sistemático en el que se fortalezcan la reflexión y la acción crítica.

COMPARTIR

Hoy quiero destacar lo que ha venido haciendo la Fundación Promigas por el mejoramiento del sistema escolar en el Caribe colombiano y comienzo por mencionar el proyecto Desarrollo del potencial humano y promoción de talentos que se ha implementado en la Escuela Normal Superior Distrital La Hacienda en Barranquilla.

El proyecto parte de la idea de que cada ser humano está dotado de talentos, por lo que es clave poder identificarlos oportunamente y propiciar espacios para su desarrollo, teniendo en cuenta que se trata de un proceso de largo plazo en el que la pasión, el interés y el esfuerzo son sus pilares.

Poco a poco el estudiante aprende a conocerse a sí mismo, identificando sus intereses, habilidades, fortalezas y aptitudes, que le permiten ir construyendo su proyecto de vida, buscando ser el mejor en lo que más le gusta, con el apoyo de profesores especialmente preparados para esto, con una didáctica novedosa y muy humana.

El proyecto tuvo dos fases; la primera, la realización de un diplomado en potencial humano y promoción del talento y, la segunda, la implementación de la Cátedra de Talentos, orientadas por un equipo de asesores pedagógicos de la Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani.

La Cátedra de Talentos, en su enseñanza, involucra la motivación, el conocimiento y el desarrollo de destrezas y habilidades de los estudiantes que se potencian en espacios como los Centros de Interés, en campos como medios audiovisuales, filosofía, música, deportes, artes, matemáticas y ecología, lo que permite profundizar los conocimientos, prácticas y experiencias de acuerdo al interés de cada uno.

Como este proyecto, hay muchos más que ha venido desarrollando la Fundación Promigas en conjunto con entidades gubernamentales y otras empresas y organizaciones sociales en los que se fortalecen, entre otros, una cultura de mejoramiento continuo en las escuelas, la capacidad de liderazgo de los rectores, así como el compromiso de los maestros con el cambio personal e institucional.

Como una buena práctica de responsabilidad social empresarial con las comunidades, se podrían valorar los proyectos educativos que la Fundación Promigas viene ejecutando desde hace más de ocho años con las escuelas oficiales de los estratos más bajos del Caribe colombiano, y que contribuyen a incrementar las competencias de los estudiantes en las áreas de lenguaje, matemáticas y ciencias naturales, así como sus competencias ciudadanas y laborales.

Son proyectos con una duración entre uno y dos años que pueden replicarse fácilmente y que se adaptan a distintos contextos geográficos y culturales. Anualmente, cerca de 300 instituciones educativas oficiales, 1500 maestros y 200.000 estudiantes participan de estos procesos de mejoramiento, con el concurso de las secretarías de educación locales y en alianza con diversas agencias de cooperación, empresas y organizaciones sociales. El trabajo en alianza ha permitido, además de aunar esfuerzos y recursos, establecer un diálogo de saberes para que Colombia y, en particular, la Costa Caribe colombiana avancen en materia de calidad educativa.

Las lecciones aprendidas por la Fundación Promigas indican que los procesos de mejoramiento en las escuelas requieren, además de acciones de formación con docentes y directivos, un acompañamiento sistemático en el que se fortalezcan la reflexión y la acción crítica. Solo así es posible dejar capacidad instalada para seguir enriqueciendo las prácticas de aula y la dirección institucional.

La invitación es a estimular nuevas inversiones e iniciativas similares que apunten a solucionar de manera estructural los problemas y desafíos del sector educativo en Colombia. Sin pretender reemplazar al Estado, los empresarios están en capacidad de influir positivamente en el logro de una sociedad más y mejor educada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?