Opinión

  • | 1999/02/12 00:00

    La computación en red

    Esta es la llave para ganar la batalla por la superioridad de información en el siglo XXI.

COMPARTIR

En un vuelo de regreso desde Hong Kong el mes pasado, el pasajero sentado a mi lado me preguntó a qué me dedicaba. Cuando le contesté que trabajaba con Sun Microsystems, me dijo que sabía que Sun estaba involucrado con algo llamado "Computación en Red" y me pidió que le explicara más.



Incluso una modesta superioridad de información puede generar una ventaja competitiva decisiva.



En lugar de aburrirlo con la jerga típica de Silicon Valley, se lo expliqué de esta forma: al final de los años 70 y comienzos de los 80, el reto de la tecnología de información era aumentar la productividad personal. La respuesta fue el computador personal. En los 80 también había necesidad de mejorar el control de procesos y la administración de la calidad. De esta manera, nació la Planeación de Recursos Empresariales (Enterprise Resource Planning, ERP). Pero hoy en día, a las puertas del siglo XXI, le dije, todo se reduce a la superioridad de información. Pregúntele a un gerente en cualquier lugar del mundo y lo que escuchará siempre es: "Necesitamos acceso a la información correcta y la necesitamos ya". ¡Por supuesto! No hay una mejor forma de tomar decisiones de negocios acertadas. Afortunadamente, la computación en red entró en escena.



¿A qué me refiero con esto? La computación en red ofrece muchos beneficios, pero quisiera destacar especialmente dos. El primero es el ahorro de tiempo y el segundo, la facilidad de acceso. Aun la mejor información no sirve si llega después del momento en que se necesita. Y ¿qué tal que la información estuviera disponible de inmediato y usted no tuviera acceso a ella? La visión de Sun es que cualquier persona pueda llegar a la red desde cualquier lugar ­desde la casa, el carro, la oficina o, incluso, desde el supermercado­ de día o de noche, desde cualquier dispositivo que esté habilitado para la red. Ahora bien, no somos los únicos en ver las cosas de esta manera. De acuerdo con la International Data Corporation (IDC), en 1997 los computadores personales representaban el 96% de los dispositivos de acceso a internet en el mundo. Para el año 2002 predicen que los dispositivos de red diferentes a computadores personales serán el 50% de todas las unidades despachadas. Estos dispositivos son, por ejemplo, teléfonos móviles, computadores de red (Network Computers) y asistentes digitales personales (Personal Digital Assistant, PDA), tal como el Palm Pilot.



También le hablé de la manera en que la tecnología ha permeado toda la sociedad. Debido al crecimiento de internet, hemos pasado de la apatía a la fascinación por la tecnología de información. Por todas partes observamos niños navegando por el web, adultos registrándose para enviar correo electrónico y otros no expertos discutiendo las ventajas y desventajas de su motor de búsqueda favorito. ¿Quién creería que hablamos de las velocidades de los módems con el mismo entusiasmo que se reservaba a los caballos de fuerza o al cilindraje de los automóviles? En oficinas y fábricas alrededor del mundo, la gente está enfocada en obtener el máximo provecho de la información que se encuentra en la red. Y ¿qué implica todo esto? Que la computación en red está alterando dramáticamente la sociedad, la economía y la competencia entre las empresas.



Independientemente de si se trata de una compañía multinacional o de una pequeña o mediana empresa, cada uno está tratando de aprovechar el potencial de la red. Por ejemplo, uno de nuestros clientes, un importante proveedor de servicios de salud descubrió que podía obtener información superior, ahorrando tiempo y dinero, al actualizar información mediante la red en lugar de despachar técnicos a lo largo y ancho del país para que cargaran y restauraran los sistemas de facturación y de oficina en los consultorios de los médicos. Además, no dudo que esta medida hizo mucho por preservar ¡la salud mental de la administración! No más desgaste personal corriendo de oficina en oficina cada vez que hay que aplicar un cambio.



Hay un ejemplo aún más dramático en la industria financiera. He conversado con personas que trabajan en el ambiente hiperintensivo de las bolsas de valores. ¡Eso sí es presión! Ellos requieren información de último minuto generada a partir de grandes volúmenes de datos de los mercados. Si alguna vez alguien ha asistido al piso de operaciones de una bolsa, sabe que un agente debe estar equipado con herramientas que le brinden información superior sobre los mercados alrededor del mundo. Aun una modesta superioridad de información puede generar una decisiva ventaja competitiva. Hoy en día, ya es posible que los agentes de bolsa reciban los datos de su boletín matutino por medio de un teléfono celular o por medio de un PDA que disponga de un navegador (browser) de red.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?