Opinión

  • | 2010/05/14 12:00

    K y Trabajo

    Está de moda criticar las exenciones tributarias a la inversión. Según los críticos, estas generan desempleo. Examinemos semejante perla.

COMPARTIR

Dice Salomón Kalmanovitz (K para abreviar): "…tenga en cuenta el lector que entre 2002 y 2008 el precio real de la maquinaria cayó 30%, una parte debido a la revaluación del peso, la otra gracias a descargas inocuas de impuestos por un valor hasta del 40% del equipo… se perjudicaba el empleo porque resultaba más barata una máquina automática que un operario;" (El Espectador, abril 26, pg. 26).

Es decir, para K una reducción en el costo de la maquinaria, la automatización y la tecnología es un fenómeno perverso porque ello hace que en los procesos productivos se utilice la máquina automática y la innovación tecnológica y se desista del trabajo humano, perjudicando así el empleo.

K debe estar partiendo de un supuesto irreal: que en los procesos productivos se puede sustituir perfectamente una unidad de capital (máquina automática) por una unidad de trabajo (personas).

K tendrá en mente lo que los economistas llamamos "funciones de producción lineal" y soluciones de esquina en la demanda por insumos productivos: solo se produce con capital (máquinas) o con trabajo (personas), según cuál sea más barato.

Sin embargo, las tecnologías productivas no son lineales en capital y trabajo y no hay total elasticidad de sustitución entre uno y otro. Los datos muestran que en la industria manufacturera de Colombia la elasticidad de sustitución entre capital y trabajo está alrededor de 1,5. Muy baja y lejos de ser infinita.

Datos que no sorprenden si recurrimos a la intuición: para operar una máquina automática se necesita un operario; para operar un tractor se requiere un tractorista, para teclear en un computador se requiere alguien que sepa y pueda teclear. En todos los procesos productivos el capital necesita al trabajo, y viceversa. Se derrumba la teoría K.

En efecto, entre menos costoso sea el capital, mayor es la inversión en capital, maquinaria y tecnología y, en consecuencia, mayor es la necesidad en la economía de contratar mano de obra, tanto calificada (para procesos de tecnología avanzada) como no-calificada (para procesos simples). Aumenta la ocupación y el empleo en la economía.

Pero, además, sucede algo muy positivo para los trabajadores: aumenta su remuneración real. La mayor inversión en maquinaria, equipos y tecnología hace rendir más el trabajo en cualquier proceso productivo. Aumenta la productividad laboral (producto por trabajador). Ello conduce a un aumento en la demanda por el insumo laboral (dado que este es más productivo) y, en consecuencia, no solo aumenta la ocupación laboral sino también la remuneración real a los trabajadores.

Por lo tanto, la reducción en el costo del capital derivado de las exenciones tributarias aumenta la inversión, incrementa la relación capital/trabajo en la economía y aumenta el producto por trabajador. Y no aumenta el desempleo. Por el contrario, induce un mayor nivel de ocupación y mayores salarios reales. Es la teoría del equilibrio general.

Los datos coinciden con esta teoría. Entre 2002 y 2009: a) el número de ocupados aumentó en 2,5 millones de personas; b) el número de afiliados a cajas de compensación aumentó en 2 millones de personas; c) el número de cotizantes activos afiliados a pensiones aumentó en 2,4 millones de personas; d) el salario real del sector industrial (intensivo en capital) aumentó 32%.

A pesar de esto, K y los demás críticos insistirán en que bajar el costo del capital genera desempleo. Inclusive, Mockus convirtió esto en su política contra el desempleo cuando en un debate pidió a cada empresario: "Modernice a un ritmo un poco más lento teniendo en cuenta que puede dar trabajo." (CityTV, abril 27). Solo en el país del Sagrado Corazón atrasarnos tecnológicamente, reducir la productividad laboral y perder competitividad ante el resto del mundo genera empleo.

Ya veo el Decreto: "Considerando: que las máquinas automáticas son una agresión contra el pleno empleo… Resuelve: prohibir el uso de licuadoras, lavadoras, retroexcavadoras y, en general, toda máquina automática que aumente la productividad laboral".

Con economistas así…

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?