Opinión

  • | 2006/04/12 00:00

    Gorbachov y el jardinero fiel

    Un hijo del comunismo preocupado por la responsabilidad social de las grandes corporaciones y los países ricos.

COMPARTIR

Apropósito de la venida, aplazada, de Mijail Gorbachov a Colombia, son pocas las personas vivas que, como él, hayan contribuido tanto, para bien o para mal, al cambio de la geopolítica del planeta. Todos conocemos las transformaciones que se produjeron bajo su liderazgo en la Unión Soviética y sus relaciones de poder con el resto de los países.

Uno de los efectos que más impacto produjo sobre la economía de la Unión Soviética, como consecuencia de la caída del comunismo, fue la aparición y fortalecimiento de la empresa privada en los mercados de los países de la así llamada Cortina de Hierro. Muchos reconocen que los ecos de la perestroika y el glasnost condujeron a la apertura del capital privado, incluso en países tan alejados políticamente de Rusia como China.

Probablemente, entre las intenciones de Gorbachov no estaba el aniquilamiento total del comunismo por parte del capital. Probablemente, por ello y por responsabilidad pura, desde su salida del oficio en la Unión Soviética Gorbachov ha dedicado su tiempo y sus energías a la búsqueda global de principios, políticas, estrategias y tácticas que conduzcan al desarrollo sostenible del planeta.

En 1993 creó Green Cross (Cruz Verde), una organización sin ánimo de lucro dedicada a "la búsqueda del desarrollo justo y sostenible, reconociendo que el mundo es un sistema interdependiente, en el cual la responsabilidad con la naturaleza es de toda la humanidad".

En desarrollo de estas actividades, en 2003 publicó el valioso documento "Carta a la Tierra", en el cual se hace un llamado a los países desarrollados y a las grandes corporaciones a reconocer su responsabilidad no solo con el planeta, sino con la humanidad misma.

Una película sobre las corporaciones Acaba de salir de cartelera El jardinero fiel, una impactante película sobre las prácticas de pruebas de nuevos medicamentos por parte de la industria farmacéutica en los países del tercer mundo. Por supuesto, sería totalmente irresponsable generalizar un señalamiento de esta índole contra toda la industria, pero son indudables y lamentables las denuncias de que se han adelantado tests de medicamentos o vacunas en poblaciones indigentes a cambio de un plato de comida o el suministro de un medicamento esencial.

Al ver esta película es inevitable referirse a una de las frases más reveladoras de la Carta a la Tierra destacada en la contraportada del libro, que dice: "Semejantes políticas no valoran la vida humana de igual manera en todas las regiones del mundo. La pobreza misma es una de las formas de violencia contra la humanidad: la gente que vive sin agua potable o medicamentos indispensables no vive en paz. La pobreza, al igual que la guerra, acaba con la vida y provoca descontento". No es concebible un modelo que prueba los medicamentos en las poblaciones más pobres del planeta, para que las sociedades desarrolladas no sufran de algunas enfermedades.

Se trata de un llamado a los países ricos y a las grandes multinacionales. Sin embargo, en toda Latinoamérica, y para nuestro caso, en un país como Colombia, a nuestra escala, se podría aplicar exactamente la misma afirmación.

Un líder social En realidad, Gorbachov se ha convertido en un líder mundial en la defensa del desarrollo sostenible. Sus opiniones son escuchadas con gran atención no solo por los líderes políticos, sino por los empresariales. Ha mantenido una posición de vanguardia respecto de la relación entre el poder político y el económico, y el planeta y la humanidad, reconociendo el papel que tenemos todos en la construcción de un mundo vivible, no solo hoy sino dentro de 100 ó 200 años.

Al leer la Carta a la Tierra o los objetivos de Cruz Verde, nos encontramos con algunos de los más desarrollados conceptos de responsabilidad social. Todos ellos podrían ser parte de los principios de cualquier empresa socialmente responsable.

* Miembro Consejo Directivo Compartamos con Colombia. brucemacmaster@compartamos.org
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?