Opinión

  • | 2010/08/20 00:00

    Fondos de capital privado

    Las perspectivas para el sector de fondos de capital privado son positivas en las economías emergentes.

COMPARTIR

Los fondos de capital privado en los países desarrollados han sido fuertemente golpeados por la crisis económica que se inició en al año 2008. En términos generales, se han desvalorizado fuertemente las inversiones en sus portafolios y se han reducido significativamente las fuentes de financiación para hacer nuevas compras o abrir nuevos fondos. En contraste, las perspectivas en los mercados emergentes son mucho más positivas.

Economías desarrolladas

El principal problema del sector en Estados Unidos y Europa es la desvalorización de las empresas en sus portafolios como consecuencia de la recesión económica. El desempeño operacional de las empresas disminuyó en la medida en que cayó la demanda, como ocurrió con la gran mayoría de las empresas de estos países. Sin embargo, la caída en el valor de los fondos se amplificó por el hecho de que la mayoría de las empresas habían sido adquiridas utilizando altos niveles de apalancamiento. Muchas de estas empresas van a tener dificultades refinanciando su pasivo. En McKinsey estimamos que los vencimientos de deuda por compras apalancadas de los fondos sobrepasarán el trillón de dólares (millones de millones) en los próximos 5 años en Europa y Estados Unidos. Por lo tanto, no sorprende que se haya desarrollado un importante mercado secundario de fondos de capital privado donde los inversionistas están vendiendo sus participaciones a descuentos significativos.

Al problema de la desvalorización de los portafolios se suma la dificultad de conseguir financiación para hacer nuevas inversiones. Desde que se inició la crisis en 2008, prácticamente se secó la disponibilidad de financiamiento bancario para compras apalancadas de empresas. Las adquisiciones apalancadas representaban la gran mayoría de las inversiones de los fondos de inversión antes de la crisis. También disminuyó notablemente el interés de inversionistas institucionales de financiar la creación de nuevos fondos. Mientras en los años 2006-2008 se obtenían nuevos compromisos de financiación del orden de US$400 billones (miles de millones) por año en Europa y Estados Unidos, durante 2009 solo se consiguieron aproximadamente US$100 billones.

La reciente reforma a la regulación del sector financiero en Estados Unidos, más conocida como la ley Dodd-Frank, les trajo dificultades adicionales a los fondos de capital privado. Primero, la nueva regulación limitó la inversión de los bancos en este tipo de fondos al 3% de su capital primario. Según estimados en McKinsey, los recursos disponibles para fondos de capital privado podrían reducirse en un 12% como resultado de esta medida en Estados Unidos. Adicionalmente, la ley Dodd-Frank le otorgó poderes de supervisión al Securities and Exchange Commission (SEC) sobre estos fondos. Esto significa que perderán algunas de las ventajas de ser "privados", porque ahora tendrán que registrarse ante el SEC y reportarle periódicamente sus actividades ?

Economías Emergentes

Aunque la consecución de fondos también sufrió en los países emergentes durante 2009, las perspectivas son mucho mejores en los próximos años. Esto porque las economías fueron menos golpeadas por la crisis y se han recuperado más rápido. La mejora en el primer semestre de 2010 es evidente. De acuerdo con las estadísticas de la Asociación de Fondos de Capital Privado de Países Emergentes, el ritmo de inversión y consecución de fondos en los países en desarrollo en el primer semestre de 2010 aumentó 55% y 22%, respectivamente, con respecto al nivel de 2009.

 

Los fondos de capital privado en países en desarrollo todavía están mayoritariamente enfocados en el Asia. Sin embargo, el mercado de América Latina ha venido ganando importancia, especialmente el brasileño. En Colombia, el mercado para fondos de capital privado es aún incipiente, pero todo indica que tendrá un rápido desarrollo en los próximos años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?