Opinión

  • | 1998/03/16 00:00

    ¿Está usted creando valor?

    Si un empresario no corrige los efectos de la inflación en su balance, sus ganancias nunca serán reales. Utilice un indicador de gestión para medir una buena gerencia.

COMPARTIR

Cada vez que un ejecutivo toma una decisión está creando o destruyendo valor económico en su compañía. La generación de valor puede maximizarse en una metodología conocida como la Gerencia Basada en Valor (GBV). Sin embargo, su utilización en Colombia requiere entender el efecto de la inflación sobre los indicadores de gestión y los ajustes a la medición del Valor Económico Añadido, EVA, necesarios para la toma acertada de decisiones.



Los accionistas de una compañía delegan en la gerencia la administración de un capital y el compromiso de obtener el mayor rendimiento posible sobre él.



La administración responde analizando el entorno competitivo, proponiendo unas estrategias de negocio y ejecutándolas. El mercado, a su vez, reconoce aquellas compañías que proponen una mayor creación de valor y las premia con una mayor capitalización del precio de sus acciones.



Muchas de las compañías exitosas en la creación de valor utilizan como metodología la Gerencia Basada en Valor, GBV. Como lo indicaba Roberto Goizueta, el célebre presidente de Coca-Cola, esta herramienta "permite cuantificar en términos de creación de valor todas y cada una de las estrategias de negocio y procesos de trabajo que los empleados afrontan en el día a día".



La GBV se fundamenta en la medición del valor económico, EP1, que determina la creación o destrucción de valor en cada área de la organización.



Medir el Valor Económico, EP



Valor económico es el capital que se crea o destruye durante un período determinado. En síntesis, es la diferencia entre el retorno obtenido sobre el capital invertido en el negocio y el costo financiero de obtener ese capital.



La mayor virtud de este indicador sobre medidas como el ROE o el ROA2, es que reconoce el costo de oportunidad de los proveedores de capital, que es el mínimo retorno que esperan por invertir en un negocio de riesgos y características similares. Este reconocimiento optimiza la toma de decisiones de inversión, aumentando el valor de la empresa. ¿Cómo?



* Generando más utilidades sin aumentar el capital invertido en el negocio.



* Manteniendo las mismas utilidades pero reduciendo el capital invertido.



* Invirtiendo en proyectos que rindan más que el costo de capital.



* Retirando el capital de proyectos cuyo retorno no cubra el costo del capital invertido.



* Identificando la estructura óptima de capital del negocio.



Efectos de la inflación



Suponga que usted tiene dos hatos lecheros en Colombia, uno heredado que le costó $100 millones a su familia y otro recién adquirido por $400 millones. Ambos hatos tienen el mismo número de vacas y la misma productividad lechera. Es más, ambos venden al mismo precio y reciben una utilidad operacional de $40 millones. ¿Cuál es el retorno sobre el capital invertido? En su herencia es del 40%, en cambio en su nuevo hato es del 10%. Conclusión: mal negocio empezar una ganadería hoy día, pero buen negocio heredar el mismo hato... ¡Pero esta conclusión es falsa!



Usted no está teniendo en cuenta el costo de oportunidad del capital que invirtió su familia.

Cambiemos el concepto del hato por plantas petroquímicas o entidades financieras y el hecho es el mismo.



Usted es dueño de una textilera con utilidades operacionales de $40 millones. Durante el período sus ventas fueron escasas como resultado de una economía golpeada. Sin embargo, sus plantas continuaron produciendo para maximizar el uso de capacidad instalada y usted se vio de pronto nadando en inventarios.



Para venderlos, decidió otorgar más plazo a sus clientes, con lo cual aumentó su cartera ­sus cuentas por cobrar fueron de $30 millones­. Si su empresa opera en una economía con una inflación del 20%, usted incurrió en una pérdida operacional de $6 millones ­es decir, el 20% de $30 millones­, por la exposición a la inflación de sus activos monetarios. Al final del ejercicio, su utilidad operacional se reducirá en un 15% ­perdió $6 millones de los $40 por la inflación­ al igual que el retorno esperado sobre el capital invertido.



¿Qué está pasando en realidad?



Que no tener en cuenta su exposición a la inflación lleva a presentar una creación de valor que no es cierta. Primero, porque las decisiones que se tomen con base en indicadores sesgados pueden ser equivocadas. Y segundo, porque los efectos inflacionarios podrían inducir a las empresas a llevar contabilidades paralelas que confundirían a los gerentes. ¿Qué ajustes debe efectuar para corregir el efecto inflacionario?



* El retorno sobre el capital invertido debe tener en cuenta la pérdida o ganancia por la exposición a la inflación.



* Los activos deben presentarse en su valor comercial.



* El costo del capital debe ser ajustado eliminando el efecto inflacionario.



La GBV en economías inflacionarias nos obliga a ser más académicos en el manejo consistente de los indicadores de gestión. Afortunadamente, los cambios en la legislación colombiana de ajustes por inflación y de valorización del activo hacen que estas estadísticas puedan calcularse sin mayores esfuerzos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?