En las empresas está el negocio

| 10/22/1999 12:00:00 AM

En las empresas está el negocio

Hoy se presentan claras oportunidades para una capitalización masiva.

por Jorge Alberto Londoño

Tal como están las condiciones de la economía colombiana para el año 2000, la mejor inversión que puede realizar una persona hoy en día parece estar por el lado de las empresas. Si se analizan las alternativas más utilizadas en los últimos años, se encuentra lo siguiente:



Dinero a interés: tasas reales cercanas al 10% con un sistema financiero endeble. Regular inversión.



Dólares: No parece que para el año entrante la devaluación esté muy por encima de la inflación. Regular inversión.



Propiedad raíz: Para disminuir los inventarios urbanos existentes pasarán no pocos meses y los municipios necesitarán cada vez mayores recursos por medio del predial. Regular inversión.



Es decir, se acabaron las épocas de ganar dinero sin producir desarrollo sólido. Por tanto, el negocio lo veo claramente en dos sentidos: crear nuevas empresas o capitalizar las existentes. Esto generaría una tremenda dinámica en la economía, pues al crear nuevas empresas se estaría disminuyendo el desempleo, lo cual a su vez generaría mayor demanda; y al capitalizar las empresas ya existentes, estas disminuirían sus asfixiantes niveles de endeudamiento o tendrían mayores recursos para afrontar las exigencias de la globalización.



Infortunadamente, en Colombia el mercado de capitales es tremendamente reducido (menos del 1,0% de la población nacional posee acciones) y existe la creencia de que este tipo de inversión es solo para "ricos" o no entienden en qué consiste el negocio; es decir, una persona con $1 millón ahorrado cree que no puede aspirar al exclusivo club de los accionistas y se siente más segura invirtiendo sus "ahorritos" en una cuenta de ahorros o en un CDT.



El Grupo AVAL, en cabeza de Luis Carlos Sarmiento, ya entendió el mensaje y se apresta a colocar entre el público colombiano el 10% de su empresa. Ojalá que los otros grandes empresarios entendieran lo trascendental que es el paso que está dando Sarmiento y emularan su iniciativa. En ese sentido, les hago la siguiente propuesta a los principales gremios del país (Andi, Anif, Fenalco...) y al Ministerio de Desarrollo: llevar a cabo conjuntamente una intensa campaña institucional dirigida a todo el público colombiano, con el ánimo de transmitir lo fácil y ventajoso que es invertir en acciones. Paralelamente, las empresas interesadas en abrirse y en captar recursos del público llevarían a cabo sus propias campañas para atraer capitales. La idea sería lograr que el 20% de la población colombiana posea acciones.



Hay que recuperar el hábito de invertir en acciones. Cuando yo nací, mi abuelo me recibió con unas acciones de Bavaria y cuando hice la primera comunión, mi padre me regaló unas acciones de Coltejer. Ellos no eran personas adineradas, pero estaban comprometidos con el desarrollo de la clase empresarial colombiana.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.