Opinión

  • | 2010/02/05 12:00

    Empresarios y secretarías de educación

    El trabajo conjunto ha permitido crear confianza entre los empresarios y el Gobierno, contribuyendo a mejorar la educación en muchas regiones del país.

COMPARTIR

Desde el año 1995 vienen trabajando conjuntamente empresarios y secretarías de educación en un tipo de alianza público-privada. Comenzó Bogotá con José Luis Villaveces como secretario de Educación y un grupo de empresarios del Foro de Presidentes de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Iniciaron con planeación estratégica, tanto operativa como de mejoramiento de la calidad de la gestión, haciendo seguimiento sobre el avance de los distintos procesos, indicadores de gestión, metas y logros de resultados.

Los siguientes gobiernos de la capital avanzaron enormemente, con múltiples iniciativas y proyectos, sumando esfuerzos de empresarios y gobierno distrital.

En el año 2002 se crea la Fundación Empresarios por la Educación, entidad que impulsa la creación de Comités Empresariales de Apoyo a las Secretarías de Educación, que hoy son 24, trabajando con secretarías departamentales, municipales y localidades.

Los comités empresariales se constituyen por voluntad de los Secretarios de Educación y de los empresarios de las ciudades o regiones y tienen por objeto aprovechar la experiencia de gestión de los empresarios para sumar esfuerzos que conduzcan a mejorar los resultados de la secretaría.

En los procesos de orientación estratégica, definición de foco, escogencias y renuncias, los empresarios pueden aportar técnicas, herramientas y experiencias que pueden ser útiles para las Secretarías. La orientación al logro de resultados, la definición de indicadores, metas y mediciones, son temas obligados de los empresarios que han demostrado ser muy útiles en la gestión de lo público.

La gestión del talento humano desde procesos de selección, inducción, entrenamiento, evaluación y desarrollo, hasta gerenciamiento de la cultura organizacional, son aplicables tanto a las secretarías de educación como a las instituciones educativas. La formación y capacitación en temas como uso del tiempo, reuniones efectivas, trabajo en equipo, conformación de equipos de alto desempeño, complementación e integración, son ejemplos que los empresarios aportan en algunas regiones.

La secretaría conserva su autonomía y de hecho cada gobierno ha tenido orientaciones, enfoques, filosofías, estrategias y énfasis propios. Pero si quiere apoyarse en los empresarios, puede aprovechar las experiencias anteriores, mantener indicadores de gestión que se han monitoreado por periodos de tiempo largos, tener una visión de largo plazo en la que cada gobierno puede hacer su aporte sin perder el rumbo que conduzca a una mayor efectividad del sistema educativo.

Los comités que han sido más exitosos cuentan con el liderazgo y compromiso del Secretario de Educación y de empresarios que asisten a todas las reuniones, acuerdan el alcance y orientación del comité, definen un plan de trabajo anual, definen responsables de la Secretaría y de los empresarios para coordinar el proceso de trabajo conjunto, establecen cronogramas de sesiones del comité y de actividades paralelas, acuerdan procesos y proyectos con responsables, metas y fechas, evalúan semestralmente la gestión del comité y definen acciones correctivas.

El comité normalmente parte del análisis de la situación educativa del departamento o municipio: estudiantes, demanda, oferta, instituciones, maestros, calidad, eficiencia, resultados, evolución, tendencias, plan sectorial de educación (el ideal es que haya participación empresarial en su elaboración), estructura de la Secretaría y proyectos estratégicos y con esta información define el plan de trabajo.

El comité juega un papel importante en el acompañamiento a la gestión de la Secretaría, haciendo seguimiento a la implementación de las estrategias y acciones del plan educativo regional, al plan de mejoramiento y desarrollo de la secretaría como organización y a los proyectos conjuntos con empresarios. En sus reuniones periódicas los funcionarios claves hacen presentaciones sobre los avances, logros e incumplimientos y presentan las acciones correctivas, recibiendo retroalimentación y recomendaciones de los integrantes del comité.

En algunos comités se hacen visitas a instituciones educativas, tanto para conocer buenas prácticas y resultados sobresalientes, como para conocer nuevas construcciones, nuevos proyectos o iniciativas en estudio.

Finalmente, vale la pena resaltar cómo el trabajo conjunto ha permitido crear confianza entre los empresarios y el Gobierno contribuyendo a mejorar la educación en muchas regiones del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?