Opinión

  • | 2009/07/10 00:00

    Empresarios y Política Pública Educativa

    Nuestro reto es diseñar e implementar políticas públicas que den acceso a todos los niños a una educación de calidad.

COMPARTIR

Son muchas las iniciativas que se desarrollan en nuestro país, con alianzas nacionales e internacionales, que trabajan por el mejoramiento de la educación y el fortalecimiento de la política pública educativa.

Quiero referirme a una de ellas, la Red de Promoción de Políticas Nacionales de Equidad Educativa - RED PROPONE, que desde el año 2006 trabaja en Colombia, liderada por las fundaciones Empresarios por la Educación y Fe y Alegría, como una iniciativa latinoamericana financiada por la Fundación Ford y de la que también hacen parte otros tres países latinoamericanos: Argentina, Chile y Perú.

El propósito de PROPONE es ser un referente latinoamericano, que ofrezca alternativas de cambio estructural a los sistemas educativos, desde la escuela misma, que influyan en la disminución de la inequidad y el mejoramiento de la calidad, trabajando en conjunto con las autoridades educativas.

Quiero resaltar algunas de las actividades que se están adelantando para lograr los objetivos de la Red. Una, que llama mucho la atención, es la manera como se construyó una metodología de formulación y validación de indicadores sobre equidad educativa y sus resultados, que se desarrolló con las comunidades educativas de cuatro colegios de Bogotá. Para ello se contó con la participación de directivos, docentes, estudiantes y padres de familia, quienes aportaron su experiencia y reflexiones, apoyaron la elaboración de herramientas para identificar problemas, objetivos y soluciones y caracterizaron algunas prácticas sobre equidad educativa en tres dimensiones claves: acceso y permanencia, enseñanza y aprendizaje y liderazgo directivo.

Posteriormente, se adelantó un proceso de validación de indicadores con otros actores relacionados con el tema y el resultado fue la definición de 13 indicadores que serían revisados con los otros países y a partir de los cuales se establecieron las subdimensiones de los indicadores comunes de equidad educativa a trabajar en la RED.

La metodología de implementación de los indicadores es interesante, pues se hace a partir de una participación escalonada en la formulación estratégica, en la que cada uno de los involucrados en el sistema educativo hace sus aportes en momentos diferentes y tiene un papel específico.

La formulación inicia trabajando con directivos, docentes, estudiantes y padres de familia. Posteriormente se van incorporando la academia, la sociedad civil y las autoridades educativas; finalmente, se contrastan los indicadores en un espacio internacional, con el propósito de avanzar en la discusión y reflexión sobre los problemas de inequidad educativa. De esta manera, se pretende construir en forma articulada, entre todos los actores responsables de la educación, estrategias de solución que a su vez tengan el carácter de propuestas de política pública educativa para los países mencionados atrás.

La RED en Colombia está divulgando sus actividades y promoviendo su discusión entre autoridades educativas, comunidad académica, organizaciones de la sociedad civil y el público general interesado en el tema.

Con tal propósito se efectuaron dos diálogos en los que se validaron los indicadores con otros actores y se compartieron experiencias de incidencia en política pública educativa de diversos grupos de investigación y organizaciones sociales, así como la experiencia de los capítulos de ExE en Antioquia y Caldas con el proyecto Modelos Escolares para la Equidad. Se presentó también la experiencia de construcción participativa de política pública liderada por el Ministerio de Educación de Colombia con el Plan Decenal de Educación.

Estos temas, que aparentemente son académicos y ajenos a las empresas, requieren la participación y liderazgo de sus directivos y de las fundaciones privadas en que participan, pues se trata de definir políticas públicas de largo plazo que transformen el sistema educativo en todas las regiones del país.

Si creemos que el futuro económico y social de Colombia requiere lograr altos niveles de calidad en la educación pública, el compromiso de los empresarios en estas materias es ineludible.

Nuestro reto es diseñar e implementar políticas públicas que den acceso a todos los niños a una educación de calidad, la cual les permita ser activos, productivos y competitivos, desarrollarse integralmente y aprovechar todas sus potencialidades. Como todo proyecto ambicioso este requiere planeación, participación y gestión eficiente para hacerlo realidad y los empresarios, en cada región, pueden hacer aportes significativos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?