Opinión

  • | 2008/03/28 00:00

    Empresarios y educación

    Si queremos mejorar la calidad de la educación, toda la sociedad tiene que comprometerse en la transformación del sistema educativo.

COMPARTIR

 
La principal responsabilidad de los empresarios es generar riqueza, desarrollo y bienestar para todos sus relacionados, contribuyendo para mejorar la sociedad. Una de las formas como más podemos aportar es mejorando la calidad de la educación tanto dentro como fuera de la empresa.

Cuando vemos que en Colombia todavía hay una cantidad significativa de niños fuera del sistema escolar, porque no ingresan o porque desertan por distintas causas, cuando vemos que la calidad está lejos de ser la que el país requiere para lograr el desarrollo humano integral, la convivencia pacífica y la competitividad, cuando vemos que la gestión de las instituciones escolares y las entidades gubernamentales de muchas regiones es inadecuada, nos damos cuenta de que toda la sociedad, y en especial los empresarios, tenemos que ACTUAR, si queremos tener un mejor país en el futuro.

Si analizamos el sistema educativo comprendemos que está compuesto por familia, escuela y comunidad. La primera son los padres, hermanos, parientes y cuidadores con quienes el niño tiene contacto desde que nace y que son claves en la educación inicial. La segunda son los maestros, estudiantes, directivos docentes, universidades y gobiernos locales que todos contribuyen a hacer una educación escolar de calidad. La tercera son los líderes políticos y religiosos, los medios de comunicación, los empresarios, las organizaciones ciudadanas y toda la sociedad en su conjunto que influyen en la educación cotidiana y que consciente o inconscientemente están educando con el ejemplo, con sus mensajes, opiniones, actitudes, costumbres, hábitos y comportamientos.

Si queremos mejorar la calidad de la educación, TODA LA SOCIEDAD tiene que comprometerse en la transformación del sistema educativo. Mejorar la calidad del sistema implica: "Todos en la escuela y en una buena escuela", todos conscientes del papel que cada uno juega en la formación e instrucción de los ciudadanos del futuro y todos aportando lo mejor de sí mismos para darles las mejores oportunidades y la mejor educación.

Debemos comenzar por ponernos de acuerdo en para qué educar: educar para la vida, para aprovechar las potencialidades de cada uno, orientarlo para que defina su filosofía de vida, aprenda a pensar, a comportarse, a vivir plenamente, a construir su proyecto de vida, a avanzar hacia su plena realización, lograr un desarrollo equilibrado como ser humano integral, preparándose para el trabajo, el emprendimiento y comprometiéndose en el mejoramiento de sí mismo y de la sociedad en que vive.

¿En qué podemos contribuir los empresarios?

A. Aportando al mejoramiento de la gestión de las instituciones educativas a través de:

1. Diseño e implementación de una cultura organizacional eficiente:

a. Gente adecuada (rector, maestros, personal administrativo), comprometida, motivada e íntegra.

b. Ambiente de trabajo de colaboración y solidaridad.

c. Comportamientos, actitudes y relaciones ejemplares entre directivos, maestros y estudiantes.

2. Orientación estratégica.

3. Diseño y gerenciamiento de procesos.

4. Indicadores de gestión orientados a medición de efectividad de procesos y resultados: institucionales, de maestros y de estudiantes (tanto en conocimientos como en apropiación, aplicación y socialización bajo estándares internacionales).

5. Referenciación competitiva (benchmarking), compararse con otras organizaciones y aprender de las mejores prácticas.

B. Apoyar a los Secretarios de Educación en cada región para mejorar su gestión y para desarrollar proyectos conjuntos.

C. Apoyar en la formación de maestros y directivos docentes.

D. Apoyar con alto reconocimiento social a los maestros.

E. Apoyar la acreditación de instituciones educativas..

F. Apoyar el trabajo con padres de familia y la comunidad.

Para canalizar todos estos esfuerzos en los que hoy están comprometidas más de cuatrocientas empresas en el país, se creó hace cinco años, con el liderazgo del doctor Nicanor Restrepo Santamaría, la Fundación Empresarios por la Educación, que busca que, en vez de muchos esfuerzos aislados y desarticulados, reunamos todas las iniciativas de los empresarios y las organicemos para lograr aportar significativamente a la transformación del sistema educativo, logrando el compromiso de toda la sociedad y la gestión efectiva de todo el sistema, aprovechando de la mejor forma posible los recursos y trabajando en conjunto con todos los estamentos involucrados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?