Revista Dinero

| 3/2/2007 12:00:00 AM

El problema de la economía informal

El tamaño de la economía gris o informal en Colombia es un problema no solo para los empleados que no participan en programas de salud o pensiones, sino para el desarrollo del país en general.<br><br>

por Luis Fernando Andrade

En los últimos días, el Dane reportó cifras de 2006 sobre el empleo, que revelan que 58,5% del empleo en las principales 13 ciudades del país es informal. Un artículo de El Tiempo, del 20 de febrero, calcula con base en estas cifras que de los trabajadores clasificados como informales, solo el 14% contribuye a planes de pensiones. La situación en salud es menos grave: 76% tiene planes de cobertura de salud, 47% en el régimen contributivo de salud y 29% en el régimen subsidiado.

La naturaleza del problema

El tamaño de la economía gris o informal es un problema grave para la población, pues un gran porcentaje de ella queda por fuera de los planes de pensiones y salud por causa de la informalidad. También es un problema grave para el gobierno, porque reduce la base impositiva y aumenta la necesidad de otorgar subsidios a la población para compensar las contribuciones evadidas por parte de los empleadores a programas de salud.

Lo menos evidente es que la economía gris o informal es un obstáculo importante al desarrollo económico del país. Esto ocurre porque el gobierno, al no poder cobrar impuestos a la economía informal, acaba financiando sus actividades aumentando los impuestos a las empresas formales. Así, las empresas formales tienen que competir en desigualdad de condiciones con las empresas informales, que gozan de la evasión del impuesto de renta, del IVA y de las contribuciones relacionadas con la nómina de sus empleados. Dependiendo del sector, esto puede representar entre 10 y 30% del costo de venta de un producto o servicio.

La competencia desleal por parte de los informales afecta la capacidad de crecimiento de las empresas formales, que ofrecen empleos de mayor calidad. La productividad del país también se afecta, porque las empresas formales son mucho más productivas que las informales.

Aunque es común encontrar que la economía informal representa una parte importante de la economía total en países en vía de desarrollo, Colombia parece estar muy por encima de los demás, junto con algunos países de América Latina. En un artículo reciente del McKinsey Quarterly, Reigning in Brazil´s Informal Economy, se estima que la economía informal representa 39% de la economía en Brasil y Colombia, 30% en México, 23% en India, 20% en Chile y 13% en China.

Posibles soluciones

La informalidad se concentra típicamente en el comercio, la agricultura, la construcción y los servicios en general. Por cierto, estos sectores son los que más empleo generan en el país. Si se disminuye el problema en estos sectores, con seguridad habrá una mejora significativa en la reducción de la informalidad.

La forma de atacar el problema debe ser hecha a la medida para cada sector, y debería desarrollarse con el apoyo de los empresarios formales que se ven afectados por la competencia desleal de los empresarios informales.

Por ejemplo, en el sector del comercio se debería promover más activamente el uso de pagos electrónicos, como tarjetas débito y de crédito, para que las transacciones queden registradas y se puedan hacer retenciones en la fuente. En esta estrategia, el sector financiero debe ser un gran aliado. Dado que los comercios son fáciles de ubicar geográficamente, se podrían hacer auditorías más frecuentes para determinar si están registrando las transacciones en la contabilidad, y si los dueños están haciendo las contribuciones de pensiones, cesantías y salud de sus empleados. En este sentido, se podrían crear organizaciones de auditoría financiadas parcial o totalmente por los comerciantes formales, los fondos de pensiones y las empresas prestadoras de salud, que les reportarían las irregularidades detectadas a las autoridades competentes.

Un aspecto importante en cualquier solución es facilitar la formalización. En la medida en que el pago de impuestos y contribuciones sea más sencillo, habrá mayor disposición a formalizarse. El esquema actual es pesado y engorroso para un pequeño empresario o comerciante.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×