Opinión

  • | 2004/04/30 00:00

    El portafolio de los grupos industriales

    Los grupos económicos latinoamericanos podrían considerar la revisión de sus estrategias de consolidación y crecimiento bajo una perspectiva de portafolio.

COMPARTIR

Muchos grupos empresariales latinoamericanos han crecido invirtiendo fondos generados en negocios relacionados, apalancando sus habilidades (integraciones horizontales y/o verticales), o de forma oportunista en negocios no relacionados. Este crecimiento lleva a situaciones en las cuales no necesariamente se ha optimizado la relación riesgo/retorno del portafolio general de negocios y del flujo final de fondos al accionista.

Por ejemplo, un grupo económico podría haber comenzado un proceso de crecimiento, a partir de un negocio inicial de consumo masivo, seguido por una expansión geográfica a un país vecino, después haber adquirido una compañía de empaques, luego una distribuidora y, finalmente, de forma oportunista, una empresa de litografía.

Si bien un proceso de crecimiento como el descrito anteriormente, considera de forma acertada un crecimiento basado en habilidades, también es importante examinar el efecto de portafolio resultante. Esto implica validar nuevas inversiones desde la perspectiva no solo del retorno agregado, sino también del nivel de riesgo resultante; riesgo implícito en la volatilidad agregada de los flujos de caja del conjunto de negocios.

El principio para utilizar una perspectiva de portafolio en una decisión de inversión se fundamenta en el nivel de riesgo que le adiciona la nueva inversión al portafolio como un todo. Esta perspectiva se basa en el concepto manejado por portafolios de inversión, bajo el cual es posible optimizar un portafolio de forma que:

1. A un nivel determinado de riesgo es posible maximizar el retorno esperado.

2. O a un nivel dado de retorno esperado es posible reducir su nivel de riesgo asociado (teoría de portafolio de Markowitz).

La aplicación práctica de la teoría de optimización de un portafolio es aplicable a grupos industriales cuando se considera la reducción de la volatilidad de los flujos de caja (riesgo), por la combinación de inversiones simultáneas. Un ejemplo extremo de esta situación podría ser el de un grupo económico que está en el negocio de petróleo y decide incluir una aerolínea como segundo negocio. El racional (desde la perspectiva de portafolio) podría ser que ambos negocios se comportan de forma cíclica inversa (correlación negativa). Mientras los precios del petróleo estén en puntos altos, el negocio de aerolíneas se verá afectado por su rubro de costo de combustible, y viceversa. Esta relación inversa tendría un efecto final estabilizador de los flujos de caja del portafolio, reduciendo su volatilidad y, por tanto, su nivel de riesgo.

Este tema es particularmente válido en Latinoamérica. Por ejemplo, en Estados Unidos, los grupos industriales, compañías cotizadas en la bolsa en su mayoría, no se preocupan tanto de la diversificación dado que sus principales accionistas -los fondos de pensiones y los fondos mutuos- tienen la capacidad de diversificar sus inversiones. Por tanto, sus accionistas, los fondos, no valoran el efecto de diversificación en los grupos empresariales. En Latinoamérica, los grandes inversionistas en los grupos económicos tienden a ser individuos o familias sin la misma capacidad de diversificación. Por tanto, para ellos, el efecto de diversificación de portafolio en los grupos sí es valioso.

La estructuración de un portafolio de empresas bajo la perspectiva de reducir la volatilidad de los flujos asociados permite adicionalmente acceder de manera más efectiva a préstamos bancarios o emisiones de bonos. El efecto de portafolio y estabilización de flujos es claramente recompensado por los mercados de deuda, los cuales buscan menor volatilidad en las fuentes de pago.

Creemos que es importante que los grupos económicos en Latinoamérica validen sus estrategias de inversión, desde la perspectiva agregada de portafolio para optimizar la relación de riesgo/retorno. Esta validación puede generar una dimensión adicional que les permita consolidar su posición competitiva hacia el futuro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?