Opinión

  • | 2007/11/23 00:00

    El poder ciudadano de Internet

    Las nuevas redes de internet están creando un nuevo tipo de ciudadano, mucho más activo y participativo, con más acceso a información; global, en algunos casos hasta anónimo, característica que puede tener un especial poder en el caso de denuncias.

COMPARTIR

Estaría uno descubriendo que "el agua moja" si tratara de llamar la atención sobre el poder que tiene internet sobre la sociedad actual.

Sin embargo, el desarrollo de nuevos espacios y nuevas herramientas en el ciberespacio ha venido creando nuevas e inimaginables oportunidades ciudadanas.

Son varios los casos de campañas desarrolladas a través de internet para criticar a un gobierno, a un político o a una empresa, pero la verdad es que hasta ahora se trataba primordialmente de cadenas de correos electrónicos que iban de persona en persona criticando, rechazando o apoyando una acción o a alguien, que en el mejor de los casos terminaba en miles (o millones de correos) enviados. Cuenta sí, este mecanismo, con un inmenso poder de divulgación, de llegarle a la gente, de tocar puertas.

Los Ciberactivistas
Sin embargo, creo que el desarrollo de redes del estilo de Facebook, Hi5 o MySpace cambia definitivamente todo el panorama. Los expertos en mercadeo han identificado un gigantesco poder de llegarle a los consumidores, los políticos las han visto como herramientas efectivas para conseguir votantes; los curiosos, para conocer más gente. Yo creo que con ellas se ha creado el más poderoso instrumento de participación ciudadana y activismo que se haya inventado la humanidad.

La sola posibilidad de congregar personas con intereses comunes para discutir ideas, compartir documentos, hacer declaraciones o llamar la atención sobre un tema en particular es suficientemente atractiva como para interesar a la mayoría de los usuarios de internet.

Ahora, si además de todo lo anterior se usan estas redes para hacer trabajo social, unir a los ciudadanos, exigir el cumplimiento de la ley o para propiciar comportamientos más responsables, su valor social es mucho mayor al que cualquiera hubiera podido imaginar.

Ya se han visto las primeras señales en ese sentido. Un grupo llamado "¿por qué no te callas?..." desarrolló un debate sobre el incidente entre el Rey de España y Hugo Chávez. Arrancó como una broma, luego el debate se enriqueció en forma muy interesante. Hay grupos sobre "Responsabilidad social", sobre "La ética del sector privado", sobre "Fundaciones latinoamericanas", etc.

El potencial es tan alto, que me atrevo a apostar que en muy poco tiempo estas redes se constituirán en la forma más importante de Activismo Ciudadano del planeta. De hecho, tienen muchas virtudes: su costo de operación es muy bajo, su costo de divulgación irrisorio, se pueden adelantar desde cualquier parte, cualquier "activista cibernético" puede estar en su casa o en el trabajo, y al mismo tiempo ser parte de un gran movimiento de protesta o de defensa de una causa, permite adelantar causas globales, permite construir redes permanentes "vigilantes" de las grandes causas, tienen efecto y capacidad de reacción inmediatas; todas estas, entre otras muchísimas virtudes.
 
En otras palabras, las nuevas redes de internet muy probablemente están creando un nuevo tipo de ciudadano mucho más activo y participativo, con más acceso a información, global, en algunos casos hasta anónimo, característica que puede tener un especial poder en el caso de denuncias.

Google uno de los primeros casos en la mira de las redes
Como ejemplo de reacciones ciudadanas frente a temas de ética empresarial, se han creado varios grupos que solo debaten la actitud de Google frente al gobierno de China, el cual le exigió que para operar en ese país no solo debería censurar las búsquedas, sino eventualmente suministrarle información al establecimiento. Google aceptó las condiciones.

La preocupación es generalizada, y las mayores voces de preocupación cuestionan la actitud del principal buscador de la red, considerado la principal fuente de información del planeta, hoy por hoy, y que por razones económicas cede frente a las exigencias de un gobierno poco amigo de la libertad y la transparencia.

Es claro que la ética también debe prevalecer en internet y los ciberciudadanos así lo han entendido, elevando sus voces de protesta a lo más alto del espacio electrónico.


* brucemacmaster@inverlink.com.co
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?