Opinión

  • | 2006/10/27 00:00

    El Nobel a la Responsabilidad Social

    La academia sueca destacó el trabajo de un hombre y de una organización dedicados a desarrollar una moderna y muy impactante forma de RS.

COMPARTIR

La entrega del premio Nobel de la Paz al profesor Muhammad Yunus y al Grameen Bank en Bangladesh, organización creada y dirigida por él, es un claro mensaje de la academia sueca acerca de su visión sobre el desarrollo, y la necesidad de superar la pobreza para contribuir a la paz.

En otras palabras, la academia considera que el trabajo adelantado por el profesor Yunus es aporte significativo en la búsqueda de la paz.

Para comprender la dimensión de esta posición es importante entonces entender el alcance del trabajo adelantado por el profesor Yunus por medio del Grameen Bank, o banco de los pobres como prefiere que lo llamen.

La filosofía de las actividades del Grupo Grameen es que el acceso al crédito debe ser un derecho humano fundamental. Más aún, dice Muhammad Yunus, el reto es construir un sistema social en el cual quien no posee absolutamente nada debe contar con la mayor prioridad para ser adjudicatario de un crédito.

De alguna forma, el supuesto fundamental del profesor Yunus es que si algo bueno tiene el sistema capitalista, es el invento del crédito, figura por la cual a las personas o entidades se les da acceso a bienes o servicios que en condiciones normales no habrían podido adquirir, o en el mejor de los casos solo lo habrían logrado después de muchos años de ahorro. Por el contrario, si algo malo tiene el capitalismo es que el acceso al crédito solo lo logran personas con amplia solvencia y capacidad de respaldar o garantizar el crédito.

Lo anterior conduce a que casi nunca el crédito sea una herramienta eficaz para la lucha contra la pobreza. Sencillamente, los pobres no tienen acceso a ese tipo de recursos.

Pues es esta brecha la que decidió romper el profesor Yunus. Su estrategia casi metódicamente consistió en contradecir todos los principios de análisis y otorgamiento de crédito del sector financiero tradicional. Sus manuales de crédito, entonces incluyen principios como los siguientes:

• La prioridad de crédito la tienen los más pobres ya que son los que más lo necesitan.

• Las garantías reales no tienen ninguna relevancia, lo realmente importante es el potencial de la persona.

• En caso de moras y atrasos en el pago del crédito, la única solución es una redefinición de los términos del mismo en condiciones de que pueda ser pagado. Esto no cambia el carácter, ni la calificación del mismo, y por el contrario no ahorca a la única fuente de repago que tiene la entidad financiera.

• En caso de períodos de reestructuración demasiado largos, los intereses causados no pueden superar el total del monto del crédito.

• El 96% de los créditos son otorgados a madres cabeza de familia.

• Los mercados objetivos se encuentran en las veredas y pueblos marginados.

• Las cuotas de amortización deben ser lo más cómodas posible, por esto el período promedio de pago es de una semana. Se reconoce que las personas más pobres tienen una muy baja capacidad de ahorro y acumulación de dinero para atender cuotas altas, aunque administrativamente es obvio que es más costoso para el banco.

• Los prestatarios del banco, en el largo plazo tienen que convertirse además en sus dueños.

Los resultados son increíbles. Durante su existencia, el Grameen Bank ha prestado más de US$5.700 millones en microcrédito con una tasa de recuperación del 98,9%, el total de créditos actuales supera los US$650 millones, el banco cuenta con 2.200 sucursales, de las cuales 1.900 están totalmente sistematizadas.

Colombia tuvo la suerte de contar con la presencia del profesor Yunus y una de sus observaciones más impactantes fue sobre el nivel de riqueza relativa que había encontrado. En su opinión, Colombia en la esfera mundial es un país relativamente rico, ¡pero en el cual se hacen muy pocos esfuerzos por derrotar la pobreza absoluta! ?

* Bruce Mac Master, miembro consejo directivo de Compartamos con Colombia
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?