Opinión

  • | 1999/07/02 00:00

    El legado de Samper

    Comienza el balance de los cuatro años de gobierno de Ernesto Samper. Unos temas para iniciar el debate.

COMPARTIR

Durante los próximos meses los medios se encargarán de hacer un balance del gobierno de Ernesto Samper. Es posible que hasta aquellos agradecidos con él, que no son pocos, aprovechen la oportunidad para recuperar la seriedad perdida. Por eso he pensado que vale la pena iniciar el análisis sobre el verdadero legado del gobierno de Samper, de manera que propongo 10 puntos para iniciar el debate:



* El que la hace no la paga. A diferencia de lo dicho en alguna oportunidad por Samper, la mayor lección colectiva que deja este gobierno es que el crimen sí paga.



* Al cómplice que calla le va mejor que a quien confiesa. Es cierto que la confesión de Botero habría podido ser del todo veraz, no sólo parcialmente, pero también es cierto que el país premió al codirector silencioso de esa campaña, Horacio Serpa, mientras que liquidó para siempre al arrepentido y confeso, en uso de la mentalidad de "patio quinto" que suele imperar en nuestra patria.



* El interés privado prima sobre el interés público. Para permanecer en el poder, el interés público debe ceder ante los intereses privados, parece indicar otro de los teoremas de supervivencia samperista.



* Todo vale. Como corolario de lo anterior, el presupuesto, los organismos de inteligencia, los soles de los generales, las licitaciones públicas, las frecuencias de radio, las concesiones, todo vale... para ganar aliados temporales.



* Nadie se resiste a un nombramiento. Cuando renunció Fernando Botero y fue arrestado, no pocos pensamos que sería difícil reemplazarlo. Pero no sólo no lo fue, sino que siempre hubo un agradecido ciudadano para cada vacante que fue quedando en la nómina pública.



* Pocos aguantan una amenaza. Los representantes del sector privado que expresaron su desacuerdo con el gobierno enfrentaron su ira, lo cual tuvo un efecto ejemplarizante sin precedentes.



* Lo mejor del río revuelto es todo lo que ganan los pescadores. Los ministros del miti-miti, los estadounidenses, los carteles, la guerrilla... ¿Sigo?



* Hay que dividir para reinar. Con el establecimiento partido en dos, el gobierno fortaleció la coalición de gobierno que le permitió sobrevivir hasta el final.



* La oposición es saludable, pero es mejor no tenerla. El gobierno satanizó toda oposición, castigó a quienes la acompañaron, la sometió a la inteligencia del Estado y la hizo pedazos, finalmente, como hacía muchos años no sucedía en Colombia.



* Todos pagan. Para usar una frase del glosario Antanista, en estos cuatro años todos pagamos de contado. Menos Samper que, en el mejor de los casos, lo hará a crédito.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?