Opinión

  • | 2000/06/01 00:00

    Dólar: atractiva inversión

    Diversificar, la mejor opción para manejar riesgos y rentabilidad.

COMPARTIR

En materia de finanzas personales, la economía colombiana atraviesa un difícil momento porque ya ninguna alternativa parece ser tan obvia como antes. Así como el dilema era invertir en empresas, en tierra, en propiedad horizontal, en acciones, en renta fija o simplemente en títulos de deuda pública -porque todas representaban excelentes y lucrativas opciones-, ahora el problema consiste en decidir cuál es menos mala o, como se dice coloquialmente, 'menos peor'.

Hoy, las tasas de interés en pesos son tan bajas que pocos ahorrarían en los establecimientos de crédito bajo la modalidad de cuenta de ahorros o depósito a término. Basta con ver que los famosos CDT 'de las abuelitas' apenas pagan el 6 ó 7% anual (¡menos que la inflación!). Tampoco parece ser muy atractivo invertir en finca raíz, a pesar de que los 'expertos' digan que ella está tan barata que es el mejor momento para comprar. Mientras no haya más empleo, más ahorro y, por tanto,

mayor demanda por ese tipo de activos, pensar en su valorización acelerada es un absurdo.

¿Acciones? No, gracias, prefiero vivir. La teoría financiera dice que cuando las tasas de interés bajan, los precios de los activos (especialmente las acciones de empresas) deben subir. En Colombia no ha sucedido tal: mientras que el índice de la Bolsa de Bogotá superaba los 1.000 puntos en 1994, hoy este indicador no pasa de 850. Y eso que en los últimos seis años la inflación total ha deteriorado la capacidad de compra en más del 100%.

Pero lo que sí se cumple en Colombia es que cuando las tasas de interés suben, los precios de las acciones bajan, y esto es precisamente lo que puede suceder con ese mercado en los próximos días. Tenga en cuenta, además, que la última baja en la calificación de riesgo de Colombia por parte de Standard & Poor's tendrá como efecto un mayor retiro de los fondos extranjeros del mercado accionario colombiano, con la consecuente sobreoferta en un ambiente de completo desgano.

Quedan los dólares. Ahora es más atractivo y fácil tener activos en moneda extranjera: estamos en pleno ambiente devaluacionista y el nuevo régimen cambiario flexibiliza la tenencia de divisas por parte de particulares.

Además, la creciente presencia de fondos internacionales en Colombia, representados principalmente por los comisionistas de bolsa, los fondos de pensiones voluntarias y los bancos comerciales, facilita enormemente la inversión en moneda extranjera o incluso en pesos pero indexados al dólar o al euro, como vienen ofreciendo últimamente algunos establecimientos de crédito a sus clientes. Muchos de ellos ya no imponen depósitos mínimos, por lo que cualquier ahorrador puede acceder a ellos.

Lo más sano, por supuesto, y como siempre lo ha indicado la teoría de portafolios, es diversificar; es decir, no meter todos los huevos en la misma canasta, o en términos financieros, no meter todos los ahorros en el mismo activo, en la misma moneda o en el mismo país. sergiocalderon@uol.com.co
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?