Opinión

  • | 2004/02/20 00:00

    Diálogos necesarios en un negocio familiar

    Las relaciones de las empresas familiares requieren una comunicación transparente y constante. Sin ella, las partes comienzan a carcomerse, como un motor sin aceite.

COMPARTIR

Los negocios familiares (NF) son organismos bellos, pero complejos. Como asesores de compañías familiares, a menudo vemos un distanciamiento entre accionistas y gerentes miembros de la familia.

La comunicación, que tan desesperadamente se necesita, no ocurre o disminuye. En estos casos, por lo general, todos los miembros de la familia o los allegados tienen claridad sobre las dificultades y sus raíces. No se dan las conversaciones que tan angustiosamente se necesitan. ¿Por qué ocurre esto y qué pueden hacer los miembros de la familia?

Así como un motor necesita aceite, las relaciones de los NF requieren una comunicación transparente y constante. Sin ella, al igual que un motor sin aceite, las partes comienzan a carcomerse hasta destruir el motor. Se debe poder hablar de lo que causó la falta de confianza o de respeto, y hacerlo en tal forma que se resuelva la animosidad y continúe una buena relación.

Muchas veces, las dificultades se originan en la cultura y los valores familiares que se pueden observar en conversaciones pasadas. Conforme padres e hijos luchan y prosperan en sus primeros años, evolucionan sus caracteres, actitudes y comportamientos. Como sabemos, criar hijos no es fácil; aunque hagamos lo mejor posible, usualmente hay fallas en el amor, en la inteligencia emocional y en la comunicación.

Cuando tratamos de definir y rememorar los hechos que moldearon nuestras actuales dificultades en la comunicación, la mayoría de nosotros puede recordar rápidamente muchas conversaciones que provocaron los problemas actuales. A veces, los recuerdos son gratos; otras, no. En los NF, estos recuerdos tienden a emerger en medio de riñas o conversaciones íntimas. He aquí algunas frases típicas:

"Papá nunca ha valorado mi trabajo; cuando yo era adolescente.".

"Mamá me enseñó que nosotras (las niñas) teníamos que dar siempre el primer lugar a los hombres.".

Lo más curioso es que casi nunca se mencionan estos hechos que moldearon las actitudes y comportamiento en el NF. Pero tampoco se olvidan. Al contrario: siguen actuando en la mente y en las acciones de la persona. Pero, ¿debe hablarse de esta historia? Después de todo, arguyen muchos, no importa qué haya sucedido, pues lo que pasó, pasó, y no puede cambiarse.

Debemos entendernos con el presente y el futuro; con el pasado, solo en la medida en que se relacione con el presente. Siempre es mejor resolver los conflictos mediante el diálogo sobre las necesidades presentes y futuras. Pero cuando las personas se enfrascan en una comunicación irrespetuosa, distante y de poca confianza, hasta el punto de interferir en su capacidad de trabajar juntos, entonces deben dialogar sobre las necesidades del pasado.

Los miembros del NF se podrían preguntar:

1. ¿Qué hechos decisivos moldearon mi relación con los miembros de la familia con los que yo trabajo, y con quienes hay bajos niveles de comunicación y/o confianza?

2. ¿Cómo afectaron estos hechos nuestra comunicación y relación actuales?

3. ¿Se puede dialogar sobre ellos y, si hay sentimientos incómodos, es posible sanarlos?

4. ¿Qué tipo de conversaciones son necesarias para sanar las viejas heridas?

5. ¿Cómo podría yo facilitar este tipo de conversación?



¿Es posible sanar viejas heridas? Esta pregunta esencial no se puede contestar sencillamente, sino que tenemos que pensar en hablar con un profesional. Por lo general, la respuesta es "sí". Se puede progresar significativamente si usted o el otro se relacionan con base en una comprensión, compasión y aprendizaje más profundos. Si los miembros de la familia no pueden hablar entre sí, ¿puede cada persona encontrar dentro de sí una forma de sanar el dolor? Si no es así, solo se podrán esperar más dificultades en la construcción de la confianza y de la comunicación, y más dificultades en la relación de trabajo.



Marc@StrategicInitiatives.net
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?