Opinión

  • | 2005/12/16 00:00

    Descubramos el desarrollo sostenible

    El desarrollo sostenible, tanto en el mundo como en Colombia, nació hace más de 30 años y -contrario a lo que cree la administración actual- no comenzó con el siglo XXI.

COMPARTIR

La Ministra del Medio Ambiente, al responder a las críticas que se han venido haciendo a la política ambiental, ha dicho que "hubo una política para el siglo XX y hay una política para el siglo XXI", también "que la agenda ambiental mundial es la agenda del desarrollo sostenible" y que en Colombia todavía se piensa -referiéndose a sus críticos- que la agenda es la del Código de Recursos Naturales de hace 30 años. Sin duda, la funcionaria está equivocada.

Recordemos los procesos que desde 1972 se han dado en el campo internacional en torno al desarrollo sostenible y, en el país, los esfuerzos constitucionales, legislativos, normativos, institucionales y financieros que ha hecho Colombia en esta materia en las décadas pasadas.

Ya desde 1972, en medio de la Guerra Fría, Naciones Unidas convocó la Cumbre Mundial sobre Medio Ambiente Humano en Estocolmo. Allí llamó la atención sobre la necesidad de tomar medidas para la erradicación de la pobreza, eliminar la brecha entre los países desarrollados y subdesarrollados y buscar una optimización en el uso y mejor aprovechamiento de los recursos naturales. Simultáneamente, creó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA.

Para este mismo año, el Club de Roma publicó el informe "Los límites al crecimiento", el cual llamó la atención sobre un posible colapso global de la economía por el agotamiento de los recursos naturales, el aumento de la población mundial y los impactos de la contaminación sobre los ecosistemas, afectando la capacidad de carga del planeta.

Luego, el PNUMA creó la Comisión Brundtland sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, para definir estrategias y líneas de acción con el fin de armonizar los procesos de desarrollo económico con el medio ambiente. En 1987, presentó su informe "Nuestro Futuro Común", en el cual "el desarrollo sostenible es el desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades", concepto aún vigente.

Con el final de la Guerra Fría, se promulgó un nuevo orden internacional y seguidamente, en 1992, Naciones Unidas convocó en Río de Janeiro la Cumbre de la Tierra sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Para ese momento, la dimensión de los problemas ambientales y el concepto de desarrollo sostenible habían logrado la mayor atención de la agenda mundial, y fue así como se firmaron las Convenciones sobre Biodiversidad y Cambio Climático, se acordó la Agenda 21 y se promulgó la Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Una nueva cumbre, esta vez llamada de Desarrollo Sostenible, se realizó en Johannesburgo en 2002, en medio de la incertidumbre por los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos. En ella se evaluaron los avances desde Río y se acordó un nuevo Plan de Acción.

A su vez, Colombia, desde hace más de tres décadas, ya era pionera en la protección medioambiental, elemento fundamental para el desarrollo sostenible. En 1973, el Congreso de la República promulgó la Ley 23 que fijó los criterios ambientales sobre los que se formuló y expidió el Código de Recursos Naturales y de Protección al Medio Ambiente, primero en su género en América Latina.

Consistente con los avances globales y antecediendo a la Cumbre de Río del 92, la Asamblea Nacional Constituyente elevó a rango constitucional el derecho a gozar de un ambiente sano e incluyó en más de 80 artículos de la Constitución aspectos ambientales y en particular determinó que: "El Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración o sustitución". Para su implementación, el Congreso de la República expidió la Ley 99 de 1993 que creó el Ministerio de Medio Ambiente y el Sistema Nacional Ambiental, con los cuales se venían logrando importantes avances en la construcción de una política de Estado para un desarrollo sostenible.

Es claro entonces que el desarrollo sostenible es un concepto que en el mundo y en Colombia nació hace más de 30 años y -contrario a lo que cree la administración actual- no comenzó con el siglo XXI.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?