Opinión

  • | 1999/09/10 00:00

    Del dicho al hecho

    La buena planeación del futuro es un valor cada vez más arraigado entre los consumidores colombianos, pero no logran concretar sus buenos deseos.

COMPARTIR

Los colombianos están planeando menos, pero quieren planear más. ¿Qué implicaciones tiene este hecho en la forma cómo su empresa se dirige a ellos?



Conocer cómo se comporta el consumidor es sólo una de las tres piezas del rompecabezas que determinan el conocimiento profundo del consumidor. Igualmente importante es conocer sus valores y actitudes, pues esto permite medir la forma como sus aspiraciones se convierten en hechos y comportamientos dentro de un ambiente de mercado.



Esta contradicción entre comportamientos, valores y actitudes aparece repetidamente entre los consumidores colombianos. Un ejemplo claro es su actitud hacia la planeación. En comparación con el año 96, el colombiano siente una mayor necesidad de planear los años de jubilación, le gusta planear anticipadamente sus actividades más que en el pasado y siente estrés por el hecho de no planear para el futuro. Sin embargo, es igualmente cierto que por lo general espera hasta el último momento para hacer las cosas.



* ¿Cómo puede usted entonces aprovechar el interés del consumidor por la planeación, sin caer en la trampa que plantea esta distancia entre deseos y acciones?



Aun cuando los productos de su empresa no contengan explícitamente estrategias que premien y apoyen la planeación, su comunicación sí debe contener el mensaje.



* Considere la utilización en la publicidad de frases como:



"Ideal para planear su vida" - Aunque hay fuerzas que no le permiten planear, tales como crisis económica, temor, desconfianza, sí cuenta con una actitud positiva hacia la planeación que para su conveniencia debe reforzar.



"Un paso inteligente para quien está orientado hacia el futuro" - El consumidor está orientado hacia el futuro. No hay que olvidar que se preocupa fuertemente por la planeación para los años de jubilación, el futuro de los hijos, emergencias, etc.



"La forma de controlar su destino" - Recuerde que tener control sobre la vida es un símbolo de éxito y realización para el consumidor de finales de siglo.



"Creando la vida que usted desea" - La autonomía es un valor arraigado.



"Usted fija las metas... nosotros le ayudamos a llegar a ellas" - Recuerde que las metas están por encima del placer y el entretenimiento y que es el consumidor quien controla su vida. Usted debe ser sólo un "facilitador" del proceso.



El consumidor colombiano siente que el futuro está en sus propias manos y la situación de crisis lo ha hecho prepararse para enfrentarlo mejor. Esto hace que el término planeación comience a tener sentido, a medida que cada persona intenta controlar su destino y llevar su vida en una dirección particular. Sin embargo, le queda difícil llevar sus deseos a la realidad. Las empresas que adopten la estrategia de ayudarles a cumplir sus propósitos encontrarán el terreno abonado para sus productos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?