Corregir la historia

| 3/16/2001 12:00:00 AM

Corregir la historia

"Tirofijo" no fue determinante en el triunfo de Pastrana.

por Jorge Alberto Londoño

Diferentes analistas políticos, periodistas o columnistas frecuentemente se refieren a la "deuda" que tiene el Presidente Pastrana con "Tirofijo" a causa de la reunión que facilitó este último antes de llevarse a cabo la segunda vuelta electoral. Dicen los analistas que Pastrana iba perdiendo las elecciones (de hecho, había perdido ya la primera vuelta) y que, a raíz de dicha reunión, el electorado cambió a su favor.



Al revisar nuestros estudios, creemos que lo anterior no es cierto. Si se mira detenidamente la gráfica de la evolución de la intención de voto en primera vuelta, se observa cómo el crecimiento que tuvo Noemí Sanín en los últimos dos meses fue más a costa de Pastrana que de Serpa. De hecho, entre abril y el día de las elecciones, Pastrana perdió 6,5 puntos mientras que Serpa perdió 1,1 puntos. Entretanto, Noemí ganó 16,1 a costa de todos: Pastrana, Serpa, Bedoya, votos en blanco e indecisos. Visto de otra manera, Serpa se mantuvo estable durante todo el proceso (en enero comenzó con 34,8 y terminó la elección con 34,4), mientras que las dinámicas ocurrieron alrededor de los otros nombres.



Para la segunda vuelta, el gran interrogante era averiguar hacia dónde iba el voto de Noemí Sanín. Era previsible que una mayoría regresara a Pastrana que fue de donde salieron. En ese sentido, estuvimos realizando encuestas diarias entre votantes de Sanín en las que se observaba claramente que Pastrana capturaba alrededor de un 20% más de votantes de Sanín que Serpa. Lo que, dados los 2'800.000 votos de Sanín, significaba alrededor de 500.000 votos a favor de Pastrana. La última pregunta era: las personas que no votaron en primera vuelta pero que sí votarán en la segunda, ¿por quién votarán? Al respecto, nuestras encuestas mostraban un empate técnico entre los nuevos votantes para segunda vuelta. En conclusión, al terminar la primera vuelta electoral ya la suerte estaba echada a favor de Pastrana, que a la postre ganó por una diferencia cercana a los 500.000 votos anteriormente enunciados. Es decir, la reunión con "Tirofijo" no afectó la estructura electoral que ya estaba formada con anterioridad y que, de hecho, giraba en torno de Samper y no de la paz.



Cabe preguntarse para el 2002 en torno de qué o quién girará la estructura electoral. Tengo mis opiniones, pero por restricciones de espacio las trataré en otra oportunidad. De todas formas, espero que los analistas corrijan la historia.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.