Opinión

  • | 2004/04/30 00:00

    Continuidad de las Empresas Familiares

    "Es complicado emplear y manejar parientes que no han nacido en la cultura del negocio", comenta Artemo.

COMPARTIR

Desde hace años, he querido entender por qué algunas empresas familiares (EF) han sobrevivido el paso generacional y les he preguntado a algunos de los sucesores de estas EF sus observaciones al respecto. En seguida comparto con ustedes algunas reflexiones recogidas y algunas sintetizadas por Amelia Renkert-Thomas en el más reciente Family Business Magazine. Por confidencialidad, no se dan nombres de empresas.



En cuanto al retiro del patriarca

- Cuando se retire, retírese. Si le piden consejo, delo y luego no intervenga. La EF de don Gregorio está en tercera generación, después de que se retiró hace varios años. Anastasio, su nieto, dice que el abuelo al retirarse no volvió a intervenir en la firma y se limitó a contestar sus preguntas. "Los consejos del abuelo fueron valiosos sobre todo en lo operacional, y si volviera al pasado le habría preguntado más porque casi nunca se equivocaba. Eso sí, no volvió a intervenir en la fábrica".

- Cerciórese de que el negocio puede continuar sin su presencia. Petronio, antes de retirarse, organizó su sucesión, no solo en la propiedad, sino en el manejo de la compañía. Se estableció un plan empresarial, y se sabía hacia dónde se iba. Además, preparó durante varios años a su hermano menor para dirigir la empresa.



En cuanto al empleo de la familia en la empresa

- Aunque los miembros directos de familia pueden ser muy buenos empleados, los parientes políticos pueden no serlo tanto. Nuestra EF hoy no emplea a los maridos de mis hermanas, porque la experiencia con mis tíos políticos fue un desastre tras el divorcio. "Es complicado emplear y manejar a los parientes que no han nacido en la cultura del negocio", comenta Artemo.

- El empleo de la familia en la empresa se ve como una gran oportunidad, pero la EF no se debe mirar como una garantía de trabajo. Don Faustino explica que uno de sus factores de éxito es que su empresa ha tenido altos estándares de empleo y que no hay ninguna preferencia en el trabajo cuando de familiares se trata. "Una manera de menospreciar a los buenos empleados es dar privilegios al personal de la familia. Esta es una regla que siempre se ha practicado".



En cuanto a las finanzas de la empresa

- Observe su deuda y los activos que la garantizan. "Por regla general, nuestra EF no reparte todas las utilidades y conserva niveles moderados de deuda. Aunque habríamos podido crecer más rápido en años anteriores con más deuda, resolvimos no hacerlo y si lo hubiéramos hecho, no habríamos soportado la última baja en las ventas. Cuando se nos exige una garantía real para un préstamo, no entregamos activos que no están relacionados con el negocio".



En cuanto a conflictos familiares

- Los conflictos de la EF no se deben llevar a la familia. Según Belarmino, "las relaciones familiares deben estar completamente alejadas de los temas del negocio. Eso lo aprendimos cuando en uno de los almuerzos dominicales en la casa de mi mamá, el tema del negocio estaba tan candente que ella nos prohibió que el argumento se tratara en la mesa. Entendida esa condición, en adelante no mezclamos los temas familiares con temas del negocio".

- Piense en el sombrero que está usando antes de hablar. "Hemos entendido que en el negocio tenemos el sombrero empresarial y en la familia, el familiar. Cuando nos enfrascamos en una discusión, siempre nos preguntamos qué sombrero tenemos puesto: el de hermano, el de tío, el de papá o el de gerente. Al caer en cuenta de eso, los ánimos bajan y siempre terminamos mejor las discusiones", afirma don Cándido.



Señor empresario familiar: Estas no son todas las respuestas obtenidas en el curso de los años, pero sí hay algunas de ellas que en un momento dado, pueden ponerlo a pensar. Su caso es particular, pero seguramente tiene similitudes con los atrás mencionados. Si estos empresarios pudieron sortear estas situaciones, usted también lo puede hacer. ¡No se desanime y adelante!



Diego Vélez Montes, dvelezm@alum.mit.edu
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?