Opinión

  • | 2005/12/16 00:00

    Confianza, ¿Ventaja competitiva de las empresas familiares?

    El gobierno corporativo de las empresas de familia puede ser una ventaja competitiva.

COMPARTIR

La confianza es un elemento del gobierno corporativo de las empresas de familia que pasa muchas veces inadvertido, pero que cuando funciona se convierte en un impulsor de los resultados y en un importante diferenciador. El otro día, hablaba con Olegario, gerente no familiar de la empresa Perico de los Palotes, de la familia Parachoques. Olegario me decía que su empresa era muy exitosa, que obtenía un retorno sobre la inversión excelente y un valor económico agregado envidiable. Todo esto porque, entre otras cosas, había seguido una estrategia que daba frutos en el largo plazo. Una estrategia que no era del todo convencional pues se había diversificado, de tal suerte que la familia hoy contaba con una variedad de negocios, que no tienen relación alguna. Además, la empresa piensa en el largo plazo y generalmente no espera resultados en el corto plazo, hace lo que los otros no hacen y es paciente en ver los resultados.

¿Pero qué hace que Olegario pueda seguir esa estrategia no convencional que la hace tan exitosa? Con curiosidad, fui donde Exiomel, presidente de la junta directiva, a preguntarle sobre su éxito, y me dijo sin dudar: "En Perico de los Palotes hay un gobierno corporativo basado en la confianza. Es importante entender que gobierno corporativo no es únicamente la junta directiva, pues esta es solo una parte del gobierno. Los otros protagonistas son los accionistas y la gerencia. Los dueños de una empresa normalmente no son vistos como una institución, pero en nuestra familia, los dueños están unidos por una misma visión empresarial. La junta es un equipo de trabajo alimentado por las buenas ideas de la familia y existe una relación directa y de confianza plena entre la familia y la gerencia. Olegario tiene toda la confianza de la junta y no gasta su tiempo defendiéndose de los dueños, sino implementando estrategias y trabajando. Por su parte, la junta no tiene que invertir su tiempo en defenderse de Olegario, sino en darle buenas ideas, porque la junta está segura de su gestión, y él confía plenamente en ellos. La junta es una tremenda ayuda tanto para la familia como para la gerencia".

"Además, la familia se siente muy cercana a Olegario y contribuye con la cultura familiar a las metas empresariales. Como la familia confía plenamente en Olegario, entonces él se puede dedicar a manejar la compañía en lugar de gastar el tiempo en gerenciar a la junta y a la familia. Olegario entonces puede concentrar su energía en el largo plazo, sin estar pensando en resultados en el corto plazo para satisfacer a los accionistas", dice Exiomel. "Y como la familia confía en la junta, esta también se puede dedicar a pensar en el largo plazo y tomar el riesgo de lo que no es convencional. La junta en este caso es un facilitador para la planeación y el consenso de la familia, y por eso la estrategia de esta compañía puede ser diferente, obteniendo resultados más promisorios que los de sus competidores que son empresas multinacionales no familiares".

También conversé con Arcinoe, accionista de Perico de los Palotes, sobrina de Exiomel y que no trabaja en la empresa. Ella me dijo: "Si no existe confianza entre los familiares, va a ser muy difícil ponerse de acuerdo respecto al objetivo de la familia en la empresa. No existirá un sueño compartido. Si no hay confianza entre la familia y la gerencia, Olegario nunca valorará los aportes de la familia y esta no dejará que Olegario haga su trabajo. Eventualmente, la familia o la gerencia tomarán la decisión de romper la relación". Pero ¿cómo se ha creado esa confianza? Le pregunté a Olegario. Su respuesta fue clara: no ha sido fácil, pero Exiomel y la junta han sido muy acuciosos en facilitar y crear una visión familiar con respecto a la empresa. Esto ha hecho que la familia se sienta más comprometida y entienda claramente el papel de cada uno de los elementos del gobierno. Además, los tres entes de gobierno respetan y entienden los papeles y relaciones que deben existir entre cada uno.

Señor empresario familiar: El gobierno corporativo de las empresas de familia puede ser una ventaja competitiva, ya que si se basa en la confianza le dará la oportunidad a cada uno de los elementos del gobierno de dedicarse a hacer su trabajo sin necesidad de perder su tiempo defendiéndose de los otros implicados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?