Opinión

  • | 2011/02/04 00:00

    ¿Cómo atraer y retener talento no familiar?

    "La batalla por el talento exige, antes que nada, una auténtica obsesión por la gente con talento" (Tom Peters).

COMPARTIR

En un entorno económico cada vez más competitivo y globalizado, vincular y retener talento se ha convertido no solo en una necesidad, sino en un reto para las organizaciones y, aún más, si se trata de vincular ejecutivos no familiares a empresas de familia. Sin embargo, cuando una compañía se encuentra frente a la necesidad de contratar talento no familiar surgen muchos dilemas, dudas y miedos con respecto a cómo contratarlo, a quién elegir y para qué cargo, especialmente cuando están en juego altos cargos administrativos o claves dentro de la organización.

Usted puede preguntarse: ¿se acomodará este empleado a mi estilo de administración de la empresa? ¿Tendrá buena relación con la familia vinculada laboralmente al negocio? ¿Entenderá y asumirá como suyos los valores y cultura de la empresa y la familia? ¿Puedo confiar en que él estará durante muchos años en la empresa?

Contratar talento no familiar puede ser una inversión para su empresa de familia. La presencia de un empleado no familiar puede aumentar los estándares de formalización e innovación, y en la medida en que se involucra y compromete con la empresa, transmite a empleados medios los valores, tanto de la organización como de la familia, fomentando una cultura organizacional.

Cuando vaya a contratar talento no familiar debe contratar lo mejor que el mercado ofrezca. Consulte head hunters, consulte otros empresarios y siempre tenga en cuenta que debe contratar personas que sean mejores que usted en su campo específico. Es importante definir claramente y comunicar cuáles son las funciones y metas que esta persona debe alcanzar y, de esta manera, tanto la familia empresaria como el empleado no familiar tendrán expectativas claras con respecto al cargo.

Tenga en cuenta que esta persona también puede cuestionarse y tener ciertas dudas sobre su vinculación a una organización familiar. Puede preguntarse, ¿tendré oportunidades de ascender dentro de la organización? ¿Están los cargos directivos predestinados a miembros de la familia? ¿Qué tan capaces son los miembros de la familia que trabajan en la empresa? ¿Mis ideas serán tenidas en cuenta de igual manera que las ideas de los miembros de la familia? Estas son preguntas válidas que usted debe considerar a la hora de contratar talento no familiar y sobre las que sólo usted tiene la respuesta.

Si decide que contratar talento no familiar puede ser una alternativa para su organización, estos consejos sobre cómo atraerlo y mantenerlo en su empresa pueden resultar de mucha utilidad.

Busque personas que tengan valores que encajen con los de su familia y su empresa. Esto le asegurará que la transición sea más suave y rápida.

Diseñe paquetes de compensación basados en desempeño y que le creen al nuevo empleado la posibilidad de crear fortuna personal.

Tenga muy claro el perfil del cargo para saber a quién buscar y que la persona que se contrate conozca qué se espera de ella. Comunique a todos los niveles de la organización que los cargos directivos no se heredan, se obtienen por méritos y por ser quien mejor encaja en el perfil.

Asigne responsabilidades acordes a su talento.

Acuerde un contrato sicológico que guíe su crecimiento en la empresa.

Dele la oportunidad de hacer cambios estructurales en la empresa.

Siempre esté comparando los salarios, bonos, beneficios y clima laboral de su empresa frente al mercado.

Déjele claro que su lealtad es hacia la empresa y no solo hacia la familia.

Procure siempre que los ejecutivos no familiares y los familiares tengan buena relación entre sí.

Tal como lo plantean Craig Aronoff y John Ward, la actitud del gerente de la compañía tiene un gran impacto en la habilidad para atraer y retener excelentes administradores. La clave está en políticas claras de vinculación y compensación.

Señor empresario: "la batalla por el talento exige, antes que nada, una auténtica obsesión por la gente con talento" (Tom Peters). Deposite confianza en profesionales no miembros familiares, que le aportarán a su empresa nuevos conocimientos y habilidades. Las empresas familiares pueden ser tan competitivas y exitosas como cualquier otra, contratando a sus empleados por sus habilidades y conocimientos y no por su apellido o consanguinidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?