Opinión

  • | 2005/09/16 00:00

    ¿Cómo atraer más inversión extranjera?

    Colombia tiene uno de los regímenes impositivos más onerosos del hemisferio y espanta el capital foráneo.

COMPARTIR

Los recursos naturales, los servicios públicos y el sector financiero concentran 75% de la inversión extranjera directa en Colombia. Son inversiones en sectores estratégicos, en los que el inversionista busca un 'activo especial' en Colombia y no se guía por comparaciones de competitividad con otros países. Los sectores con fuerte competencia por la inversión extranjera, como manufacturas, no superan el 1% del PIB (menos de US$1.000 millones por año) y se han estancado. En un trabajo reciente con Valerie Mercer-Blackman, analizamos por qué Colombia no es atractiva para este tipo de inversiones.

El trabajo concluye que el efecto conjunto de los tributos (impuestos y beneficios, nacionales y territoriales), nos aleja del radar de los inversionistas extranjeros. Para una comparación internacional, construimos la tasa impositiva efectiva marginal, TIEM, que mide la carga de tributos para el último peso invertido (por eso, marginal). La TIEM es útil para empresas sujetas a múltiples impuestos e incentivos tributarios. La carga tributaria efectiva depende del sector económico, de la intensidad del uso de ciertos factores de producción y del apalancamiento financiero.

La TIEM para una inversión nueva en Colombia es 47%, lo cual es muy elevado. La TIEM en manufacturas es 39% en México, 27% en Brasil y 25% en Costa Rica (sin tener en cuenta las zonas francas, que reducen la TIEM a 6%). Por el impuesto de remesas, es más alta para los inversionistas extranjeros que para los colombianos. Las primeras dos columnas del cuadro muestran la TIEM por sector económico para un inversionista extranjero y las dos siguientes para un colombiano. ¡La TIEM para un inversionista extranjero que quiere hacer una inversión nueva es de 49%! Por eso Colombia es tan poco competitiva en ciertas áreas de inversión. Incluso si el inversionista extranjero se ubica en una zona de libre comercio, la TIEM es muy alta (44%).

Para resolver parcialmente este problema se requieren más tratados de doble tributación. La teoría dice que los tratados de doble tributación compensan la discriminación implícita que impone el sistema tributario sobre inversionistas extranjeros frente a los nacionales. La razón es que las rentas provenientes de este tipo de capital se gravan en el país de origen y en el país de destino. En virtud de la globalización, esto se ha vuelto crucial para los inversionistas. Colombia tiene menos tratados de doble tributación que sus competidores. Desde mayo de 2004, Colombia tiene tratados con Bolivia, Ecuador, Perú y Venezuela, para empresas multinacionales andinas. Es una prioridad suscribir tratados de este tipo con nuestros socios, como Estados Unidos. Tales tratados son ventajosos para Colombia porque eliminan la doble tributación de remesas para inversionistas estadounidenses.



* Director ejecutivo de Fedesarrollo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?